Imputaron a pastor por casos de abuso sexual: víctimas menores de edad y manipulación con “historias bíblicas”


Un pastor de 58 años quedó imputado y detenido en el marco de una causa por acoso y abuso sexual. Héctor Cabrera, ministro de la iglesia Tabernáculo de Restauración de calle Batlle y Ordóñez al 1986, es investigado por varios hechos, con el testimonio de víctimas. La fiscal Nora Marull le imputó al menos cuatro hechos de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por un ministro de culto y dos hechos de acoso sexual. En tanto, una mujer fue arrestada en la misma causa por “entregar” a su hijastra de 14 años al pastor tras acordar un pago.

El pastor fue enviado a prisión preventiva efectiva por el plazo de ley. Los hechos que se le imputan ocurrieron entre 2015 y 2020. Tras la primera denuncia, comenzó una investigación y se descubrieron indicios de más víctimas y de hechos graves. A fines del año pasado se acercaron las víctimas a Fiscalía para brindar su valiente testimonio y se dio la detención a principios de este 2021.

Entre las víctimas hay mujeres menores de edad al momento de sucedidos los hechos en un inmueble de calle 27 de Febrero y Entre Ríos de Rosario, donde funciona una fábrica de botellas de plástico perteneciente al imputado. Otros hechos se cometieron en un descampado ubicado detrás del cementerio de Villa Gobernador Gálvez y en la sede de la Iglesia “Tabernáculo de Restauración” de Batlle y Ordoñez al 1900, frente al casino.

El Ministerio Público de la Acusación (MPA) detalló que todos los hechos fueron cometidos en un contexto de “vulnerabilidad grave y en abuso de situación de jerarquía por parte del imputado, dado que las víctimas concurrían asiduamente a la Iglesia donde el imputado se desempeñaba como pastor y familiares de las mismas trabajaban en la fábrica de botellas de plástico perteneciente al imputado, abusando de situaciones de vulnerabilidad grave. Las extorsionaba que si no tenían relaciones con él iba a echar a los familiares y así agravar su situación económica”.

De acuerdo a la investigación de la fiscal, los hechos de acoso sexual consistieron en amedrentar y hostigar a las victimas utilizando su situación de superioridad de jerarquía mediante envío de mensajes de texto (vía WhatsApp y Facebook), en un contexto de vulnerabilidad, solicitando encuentros sexuales manipulándolas “con historias y referencias bíblicas”.

En la investigación también se dispuso la detención de una mujer de 28 años por “entregar” a su hijastra menor de edad. Fue imputada por promoción de la prostitución doblemente agravada por haber sido cometida mediante intimidación, aprovechando una situación de vulnerabilidad de la víctima menor de edad (14 años), hija que quien fuera su pareja, percibiendo pagos de dinero por haber pactado encuentros íntimos y mantener relaciones sexuales con el imputado pastor.