Imputaron a los diez policías por “plantar” un arma tras una persecución: ocho seguirán detenidos

Ocho de los diez policías imputados en la tarde de este jueves por “plantar” un arma en una persecución continuarán detenidos al menos hasta el 7 de febrero de 2020, entre ellos una mujer que lo hará en modalidad domiciliaria. En tanto, dos salieron con libertad bajo fianza. La imputación se realizó en la sala 4 de la Oficina de Gestión Judicial del Centro de Justicia Penal, donde se imputó a Stella C., Cristian M., Maximiliano M., José V., Gonzalo B., Claudio G., Melani C., Daniel M., Nicolás R., Gustavo M., José V. y Gonzalo B. por los delitos de incumplimiento de deberes de funcionario público en calidad de coautores, falsificación material de instrumento público en calidad de coautores y encubrimiento calificado por su calidad de funcionarios públicos en calidad de autores, (excepto para José V. y Gonzalo B.) en calidad de autores, todos en concurso real.

Los fiscales Rodrigo Urriticoechea, Rodrigo Santana y Gonzalo Fernández Bussy imputaron el hecho ocurrido durante la madrugada del pasado lunes 4 de noviembre. Alrededor de la 1, en inmediaciones de Carrasco y Nansen se originó una persecución policial hacia una motocicleta Honda que conducía L.G. y tenía como acompañante a B.C.

Al llegar a zona de Parque Independencia fueron perdidos de vista; en calles Mitre y cortada Chopin el conductor del rodado intenta doblar y es tocado por un móvil policial por lo que pierden el equilibrio, caen al piso, en momentos que B.C. es aprehendido por personal de Brigada Motorizada mientras que L.G. continúa su fuga por calle Mitre; por el lugar pasa por otro móvil policial con Cristian M. y Stella C., descendiendo esta última y continuando la persecución Cristian M.

Por su parte intervienen en la misma Daniel L. y Nicolás R. a bordo de otro vehículo policial interceptándolo en calle 24 de Septiembre y Buenos Aires siendo aprehendido por los oficiales Maximiliano M. y Gustavo M., allí fue requisado por ellos “golpeándolo junto a otros esposándolo sin encontrar elemento alguno”. Luego se hicieron presentes José V. y Gonzalo B. y le solicitaron a otro efectivo que realice el acta de aprehensión que se produjo a la 1.55, manifestándole José V. que había un arma de fuego.

Un segundo efectivo que se encontraba allí lo requisa nuevamente sin hallarle nada, resultando que momentos después que Gonzalo B. le señala al efectivo un arma de fuego calibre 32 con 6 cartuchos percutados en el rodado de L.G. A consecuencia de ello, los dos efectivos se niegan a firmar el acta y se retiran sin entregarla. Fue realizada por el oficial Maximiliano M., en la que dejó constancia del arma secuestrada. Así se plasma en el acta de procedimiento, que a L.G. “se le secuestró debajo de su rodado un arma de fuego calibre 32”, constatando en reiteradas oportunidades por quienes procedieron a la aprehensión como así también por dos efectivos policiales que fueron los primeros al llegar al lugar que no portaba ningún elemento, apareciendo luego del arribo de Gonzalo B. y José V.

Imputaciones

  • A Stella C. haber redactado y firmado el acta de aprehensión B. C. como así también firmado el acta de procedimiento ratificando su contenido dejando constancia que la aprehensión fue producido por la misma y por su compañero Cristian M. siendo que las cámaras de seguridad y las constancias del GPS demuestran que Cristian M. no se encontraba en la aprehensión B. C. y si en la detención de L. G. a quien se le colocó falsamente un arma de fuego que no portaba y por otro lado Stella C. no realizó la aprehensión B. C. que fue realizada por personal policial de la policía motorizada.
  • A Cristian M. haber consignado, el acta de aprehensión a B. C., a su compañera Stella C. que el imputado estuvo presente en dicho momento y participo de la aprehensión de B. C., siendo que el imputado dejó a Stella C. en el lugar y siguió su marcha hasta donde fue detenido L. G.. Así también haber firmado el acta de procedimiento ratificando su contenido. Las cámaras de seguridad y las constancias del GPS demuestran que Cristian M. no se encontraba en la aprehensión B. C. y si en la detención de L. G. a quien se le colocó falsamente un arma de fuego que no portaba.
  • A Maximiliano M. haber redactado y firmado el acta de aprehensión de L. G. y secuestro de revolver calibre 32, dejando constancia de circunstancia que no ocurrieron como el secuestro del arma de fuego la cual fue incorporada por José V. y Gonzalo B. luego de que L. G. fuera requisado. Así también haber firmado el acta de procedimiento ratificando su contenido.
  • A José V. y Gonzalo B. al llegar al lugar de la aprehensión de L. G., Jose V. le solicito a otro agente policial que realice el acta de aprehensión con testigo siendo que momentos después le solicitara que haga el acta de secuestro de un arma de fuego, momentos en que otro agente policial lo requisó a L. G. (quien ya había sido requisado) sin hallar ningún elementos de peligrosidad, instantes mas tarde, y luego de que los agentes policiales se negaran a realzar el acta de secuestro, Gonzalo B. indica la aparición de un revolver calibre 32 abajo del rodado de L. G.
  • A Claudio G. y Melani C. haber redactado y firmado ratificando el acta de procedimiento dejando constancia que Stella C. y Cristian M. habian realizado la aprehensión de B.C. siendo que las cámaras de seguridad y las constancias del GPS demuestran que Cristian M. no se encontraba en la aprehensión B. C. y sí en la detención de L. G. a quien se le colocó falsamente un arma de fuego que no portaba y por otro lado Stella C. no realizó la aprehensión B. C. que fue realizada por personal policial de la policía motorizada.
  • A Daniel M. y Nicolas R. y Gustavo M. haber firmado ratificando el acta de procedimiento mencionada con anterioridad.

El juez Vico Gimena tuvo por formulada la audiencia imputativa y dictó prisión preventiva efectiva hará el 7/2/20 para Cristian M., Claudio G., José V., Gonzalo B., Gustavo M., Maximiliano M. y para Daniel M. y Nicolás R. la libertad con reglas de conducta (fijar domicilio y firma en oficina de gestión judicial) y para Stella C. se dictó prisión preventiva por el mismo plazo en modalidad domiciliaria.

Detuvieron a diez policías acusados de “plantar” un arma tras una persecución