Histórico tranvía volverá a circular como atracción turística

La intendenta Mónica Fein participará el próximo domingo 20 de julio, de la presentación del tranvía número 277, íntegramente restaurado por la Asociación Rosarina Amigos del Riel (Arar), en colaboración con la Semtur y con aportes de la Municipalidad.

El tranvía ya realizó una prueba piloto el pasado 17 de junio, sorprendiendo a los transeúntes con un paseo nocturno y andando por las vías emplazadas en calle Wheelwright, entre Balcarce y Presidente Roca. Si bien el acto oficial será este domingo, el coche comenzará a circular periódicamente y quedará instalado como atracción turística desde septiembre.

El tranvía Nº 277 fue construido en 1939, transitó las calles de Rosario por varias décadas hasta que dejó de prestar servicio.

A comienzos de la década del ‘80, la estructura abandonada y herrumbrada del coche fue hallada sobre la ribera del Paraná, en Villa Gobernador Gálvez. Desde ese momento comenzó un largo período de reconstrucción, de la mano de la Arar.

Durante más de medio siglo, el tranvía constituyó el principal medio de transporte público y fue utilizado en forma cotidiana por estudiantes, trabajadores, amas de casa, niños y adultos que se desplazaban por una ciudad que crecía y se expandía.

La vuelta del mítico coche 277 a la calle “es una oportunidad para rescatar una parte significativa de la historia, no sólo en lo que refiere a la movilidad urbana, sino a su trama social más profunda, su génesis ciudadana, su identidad”, remarcaron desde la Secretaría de Servicios Públicos y Medio Ambiente.