Historias y números del #8M: cada vez más mujeres se animan a pedir ayuda y denunciar violencia de género

En la década del 80 y a la par de la recuperación de la democracia argentina, comenzó en la ciudad el proceso de institucionalización de los espacios de mujeres dentro de las políticas públicas locales, destinadas a visibilizar y enfrentar la desigualdad de género. En medio de ese recorrido nació el Área de la Mujer de la Municipalidad de Rosario, de la mano de las organizaciones de mujeres que fueron protagonistas de su creación en 1988. Este espacio significó para las mujeres, por un lado, el reconocimiento por parte del Estado de la existencia de la desigualdad en razón de género, y por otro, permitió garantizar la aplicación de políticas públicas específicas. A partir de allí, se inició el camino hacia la incorporación de la perspectiva de género en los distintos órdenes del gobierno.

“Desde la creación en 1988 del Departamento de la Mujer, las diferentes gestiones fuimos ampliando y profundizando los dispositivos institucionales hasta llegar en diciembre de 2011 a la creación del Instituto Municipal de la Mujer, que significó la renovación de nuestro compromiso con la problemática de género, jerarquizando su lugar en la agenda pública del municipio”, expresó la intendenta Mónica Fein en referencia a la perspectiva de género plasmada en las políticas públicas de Rosario.

“Han sido 30 años de construir igualdad, de implementar políticas donde varones y mujeres compartieran la necesidad de construir una sociedad mejor, promoviendo oportunidades de trabajo de mujeres tanto en lo público como en la vida privada; de alguna manera, mucho de lo que se está discutiendo hoy tiene que ver con lo que esta ciudad viene haciendo desde mucho tiempo”, evaluó la mandataria.

En este sentido, la intendenta afirmó: “Hay muchos desafíos por delante pero creo que uno de los temas más importantes de hoy, y que todos entendemos como prioridad, es el de la violencia contra las mujeres, contra mujeres que queremos ejercer nuestros derechos”.

A lo largo de 30 años el municipio fue pionero en el país, y fue avanzando, transformando e incorporando políticas con perspectiva de género. La primera acción referida a la violencia fue la creación en 1990 del Teléfono Verde, y luego se creó el Programa de Atención de la Violencia Familiar.

El Teléfono Verde

El Teléfono Verde es una línea telefónica rotativa, gratuita y de atención profesional que funciona las 24 horas, los 365 días del año. La atención telefónica se realiza a partir de una escucha activa, brindando contención, información, orientación y/o ayuda profesional a todas las mujeres víctimas de violencia de género o a personas allegadas a las mismas. Para los casos de emergencias con riesgo de vida, la asistencia se realiza a través de la línea 911.

A lo largo de los dos primeros meses de este año se recibieron más de 1.000 llamadas (562 en enero y 574 en febrero).

La continuidad del proceso

En 1994 se plasmó la creación del primer Centro de Protección para mujeres “Alicia Moreau”. Posteriormente, en 1996 se fortalece el Servicio de Violencia Familiar con la incorporación de Equipos profesionales interdisciplinarios de Trabajo Social, Técnicos en Minoridad y Familia, Psicología y Abogacía.

En 1999 se procedió a la implementación del programa de atención de equipos interdisciplinarios en los Distritos municipales descentralizados, cubriendo con atención especializada la totalidad de las seis jurisdicciones en 2004.

Posteriormente se ampliaron los recursos del programa con la incorporación de un nuevo servicio, inaugurándose el Proyecto Casa Amiga, compuesto por núcleos habitacionales pensados para otro momento del proceso.

En el 2005 se sumó la conformación de una Red de Mujeres en Prevención, Asesoramiento y Acompañamiento en Violencia Contra la Mujer, en los Distritos Sur, Sudoeste, Noroeste y Oeste, integrada por mujeres de organizaciones e instituciones territoriales.

En 2008 a través de la ordenanza Nº 8337  se crean Servicios Especializados en Prevención y Atención de la Violencia hacia la Mujer dependientes del Área de Atención en violencia de género (Modificado por el Art. 1º de la Ordenanza Nº 9092/2013) de la Secretaría de Promoción Social de la Municipalidad de Rosario.

A través de esta herramienta se procura: Atención y Protección a Mujeres y sus hijos/as ; Promover una vida libre de violencia para las mujeres víctimas ; Prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres; y Promoción de derechos de las mujeres victimas de violencia de género en el ámbito familiar.

En 2011, fue decisión de la primera mujer intendenta de la ciudad crear el Instituto Municipal de la Mujer.

En 2012 se creó el Área de Atención en Violencia de Género en la Secretaría de Desarrollo Social. A partir de 2016 se jerarquizó como Dirección. La atención y prevención de la violencia contra las mujeres ha sido una política pública sostenida con continuidad en el municipio de Rosario a lo largo de 30 años, que se sostuvo ampliando recursos destinados a la problemática de mujeres y sus hijos e hijas en situación de violencia, especialmente de mujeres de los sectores más empobrecidos. Y todo ello trabajando en red con todos los organismos del Estado y las organizaciones de la sociedad civil con el fin de articular recursos y capacidades disponibles para brindar una atención integral a la situación planteada por cada mujer;

Otro de los hitos de la incorporación de políticas públicas con perspectivas de género tuvo que ver en estos últimos años con sensibilizar y capacitar a las y los profesionales y al personal para lograr calidad en la atención y así construir equipos comprometidos con los derechos de las mujeres y las niñas y los niños a vivir una vida libre de violencias.

Violencia de género en primera persona

Vera cuenta que su hijo era el único que la acompañaba cuando estaba en situación de violencia de género y que gracias a una mamá del equipo de fútbol del pequeño se animó a denunciar. Además cuenta que pudo animarse gracias a la ayuda de los profesionales del Centro de Salud de su barrio. A lo largo de 5 meses acumuló 60 puntos de sutura en la cabeza y más de 30 denuncias.

Hoy su ex pareja está preso, pero todavía resuenan en ella frases que no se borran: “Yo pensé que era normal”, “Vos no servís para nada”, “Te prendo fuego la casa”, “Sos una infeliz”… “Hoy gracias a la gente de la Dirección de Violencia de Género estoy en un emprendimiento del Nueva Oportunidad. Hoy soy una mujer libre como la mariposa. Ahora sí soy feliz”.

Nati cuenta que fue su hija adolescente quien la convenció de llamar al Teléfono Verde y pedir ayuda. También recuerda que dependía económicamente de su ex pareja hasta que empezó a trabajar en una dependencia pública. “Yo hacía lo imposible para que no se enoje y él se enojaba igual. La última vez que me pegó pensé que me iba a matar y ahí mi hija fue la que me hizo reaccionar: ‘Mamá, te va a matar. Tengo todo listo. Nos vamos’, me dijo. Mis hijos me dieron la fuerzas. Hoy tengo un botón de pánico y creo que eso marcó un límite y también la actuación de la jueza que le advirtió a él que si hacía algo más iba preso. Hoy tengo libertad y tranquilidad que antes me parecían imposibles”, resume.

Los dispositivos

El municipio cuenta con el Teléfono Verde, 08004440420, una línea telefónica rotativa, gratuita y de atención profesional que funciona las 24 horas, los 365 días del año. Para los casos de emergencias con riesgo de vida, la asistencia se realiza a través de la Línea 911.

El Equipo Operativo en Violencia elabora de manera conjunta con cada mujer la intervención de urgencia y emergencia, es decir que acompaña y asesora a la mujer a la hora de decidir cómo salir de la situación de violencia y denunciar al agresor en la Justicia, garantizando la protección de las víctimas, es decir de las mujeres y de sus hijas e hijos.

Centros de Protección

Los dos Centros de Protección municipales, el Alicia Moreau y Casa Amiga, son espacios de resguardo para situaciones de violencia crítica, con riesgo de vida y/o integridad psicofísica de las mujeres y sus hijas/os. Se asigna a las mujeres a estos espacios en situaciones de extrema vulnerabilidad, cuando no es posible contar con una red social y/o familiar de apoyo para ellas. Se trabaja la restitución de los derechos vulnerados y la reconstrucción de un proyecto de vida, libre de violencia.

Centros de Día de Mujeres

Estos nuevos espacios comenzaron a funcionar en 2017 y se sostienen a través de convenios con dos organizaciones sociales, el Centro de Estudios Sociales y Culturales, ubicado en el centro, y Todos y Todas, en el distrito Norte. El objetivo es trabajar la autonomía de las mujeres construyendo redes.

Talleres Territoriales

Junto al Instituto Municipal de la Mujer, la Dirección de Diversidad y las ONG de mujeres que trabajan en el territorio se realizaron múltiples talleres en los centros de Convivencia Barrial municipales (Talleres de Autocuidado, Empoderamiento y Derechos de la Mujeres).

Trabajo articulado

La Mesa Consultiva Municipal de Violencia de Género se creó en el año 2015 con la participación de 22 organizaciones de mujeres con el fin de profundizar la articulación y fortalecer de manera conjunta las redes de apoyo a las mujeres víctimas de violencias.

La Mesa de Organismos Oficiales se constituyó a finales de 2016, conformada por 27 organismos de distintos niveles (nacionales, provinciales y municipales) que atienden la temática en el marco de la Ley de Protección Integral a las Mujeres Nº 26.485, a los efectos de articular intervenciones y elaborar un Protocolo de Atención en Violencia de Género. La mesa permite la articulación de acciones, estrategias, disminución de la ruta crítica de las mujeres y sobre todo la elaboración del Protocolo de Atención a Mujeres en situación de violencia. Es la única mesa intergubernamental en el país con un funcionamiento regular.

La secretaria de Desarrollo Social, Laura Capilla, destacó: “La violencia contra las mujeres es una de las violaciones a los Derechos Humanos más graves y es una de las consecuencias de la desigualdad de género. El municipio cuenta con dispositivos para acompañar y asesorar a las mujeres y además articula con otras áreas del Estado y con organizaciones de mujeres para acompañar a las víctimas en los momentos más complicados, ya que la violencia va destruyendo el proyecto de vida”.

“Es importante saber que el municipio tiene el 0800-4440420 que funciona las 24 horas todos los días del año, que es una herramienta de acompañamiento para las mujeres y que en los últimos años las llamadas se incrementaron gracias al compromiso y participación de muchas organizaciones que conforman el movimiento de mujeres en la ciudad. También tenemos que destacar que en 2018 se duplicaron las mujeres y los niños y niñas alojados en los Centros de Protección”, afirmó Laura Capilla.

Entre los casos más consultados en el Teléfono Verde, la violencia física ocupa el 51% de los llamados y un 12% alude a violencia psicológica, 8% violencia sexual, 13% la violencia económica y un 13% considera la violencia simbólica, y un 2% otro tipo de violencia. Cabe destacar igualmente que la violencia psicológica está presente siempre en todos los casos.

Dirección de Atención en Violencia de Género

La Dirección de Atención en Violencia de Género, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social, interviene en las situaciones de violencia que sufren las mujeres a través de distintos dispositivos de atención brindando protección y resguardo de su integridad física y psíquica.

Articula con instituciones gubernamentales nacionales, provinciales y municipales para ayudar a que las mujeres y sus hijos logren construir un nuevo proyecto de vida libre de violencia. Esta dependencia aborda las problemáticas desde una perspectiva de género y contribuye con la promoción de derechos de las mujeres y en la prevención de la violencia de género. Además, forma recursos profesionales y pre-profesionales especializados en la problemática de género.

Más de un centenar de espacios en el territorio (Centros de Convivencia Barrial, Centros de Salud, hospitales) están preparados para la escucha y la derivación de casos, cada uno de los cuales tiene un abordaje singular y específico dentro del ámbito del municipio.

+datos

  1. En 2018 el Teléfono Verde recibió un promedio de 560 llamados mensuales entrantes, se reforzó el número de operadoras y hoy son 24 profesionales que están desarrollando un ciclo de formación en género a través de un convenio con el Colegio de Psicólogos y del Colegio de Abogados.
  2. En el último semestre del 2018 se atendió a 1.103 mujeres y se registraron 1.125 nuevos hechos de violencia. Los equipos definieron, junto a las mujeres, nuevas entrevistas a seguir, visitas, acompañamientos, informes y presentaciones.
  3. El 68% de las llamadas al Teléfono Verde del último semestre del 2018 fueron por primera vez.
  4. El promedio de edad de las mujeres que se comunican es de 34 años.
  5. Los Centros de Protección Alicia Moreau y Casa Amiga alojaron en el 2018 a un total de 109 mujeres y 184 niños/as.
  6. El Programa Nuevo Oportunidad incluyó a más 60 mujeres víctimas de violencia a través de tres cursos de Panificación (1 y 2) y un tercer curso de Mantenimiento de Edificios que implica un oficio no tradicional para mujeres. Fue significativo que la mayoría de las mujeres pudiera terminar los cursos, que algunas de ellas tuvieran el deseo de terminar sus estudios en el Vuelvo Estudiar y que una pudiera retomar sus estudios universitarios. Mientras ellas aprenden sus hijos e hijas comparten un espacio de ludotecas.
  7. Respecto al seguimiento integral de situaciones durante el 2018 se concretaron 6.227 seguimientos en total, que involucran a 574 mujeres distintas, teniendo un promedio de 10,8 seguimientos por mujer.

En cuanto a los casos nuevos registrados durante el 2019 las intervenciones involucraron acompañamiento a Tribunales, solicitudes de exclusión de hogar del agresor, solicitud de las medidas de recupero, asesoramientos legales, entrevistas personales, y pedido y elaboración de informes, entre otras acciones que aparecen registradas en los seguimientos.