Habrá transporte gratis para asistir a la marcha de #NiUnaMenos en Rosario

El Concejo Municipal de Rosario le dio el visto bueno a disponer la gratuidad del transporte público de pasajeros el día de la marcha Ni Una Menos, a realizarse el próximo lunes 3 de junio. La medida regirá de 14 a 23 en aquellas líneas que entren y salgan de la zona aledaña a la Plaza San Martín y al Monumento Nacional a la Bandera.

La ciudad será uno de los puntos del país donde se concentrarán las mujeres. La movilización irá de la Plaza San Martín rumbo al Monumento, donde se espera una masiva concurrencia en repudio a los femicidios, la violencia de género y la labor de la Justicia. La marcha tendrá nuevamente el tema del aborto legal como uno de los ejes, mientras el movimiento feminista busca instalar nuevamente el debate en el Congreso y el Senado.

En definitiva, el Concejo aprobó la medida que facilita la participación ciudadana en la ya tradicional manifestación de las mujeres a través de la gratuidad del transporte público durante el lunes en los puntos de partida y llegada. 

El evento en Facebook

Historia

El motor que desató el Ni Una Menos fue la injusticia de un caso que conmocionó al país: se trataba de Chiara Páez, de 14 años, que había sido asesinada por su novio, Manuel Mansilla, el 10 de mayo de 2015 en la localidad santafesina de Rufino. Su cuerpo fue hallado enterrado en el jardín de la casa de los abuelos de la víctima. A través del hashtag #NiUnaMenos, distintas periodistas y comunicadoras promovieron una fecha en la que las mujeres salían a pedir justicia: el 3 de junio. Lo que se creía que iba a ser una fecha aleatoria y única, terminó siendo histórica: el caso de Chiara generó un movimiento mundial difícil de parar. Y al caso de Chiara se le sumaban muchos otros de los que nadie hablaba, o de los que varios ya tenían olvidados.

Este 2018 se confirmó que el novio de Chiara deberá cumplir 21 años de prisión. De acuerdo a los alegatos, Mansilla decidió asesinar a golpes en la cabeza a Chiara e intentó eximirse de toda culpa enterrando el cadáver “para ocultar el resultado de su acción, en el patio trasero de su domicilio de bulevar San Martín N° 818 de Rufino”. En ese lugar vivían los abuelos del femicida, por lo que sus familiares -madre y padrastro- enfrentan una causa paralela por complicidad.

Para la Justicia de Menores, es claro: el asesinato tuvo como agravante haber sido cometido en virtud de la “condición de mujer de la víctima, quien se encontraba cursando un embarazo de aproximadamente dos meses de gestación”, detalla.

Tres años después, el caso de Chiara se cerró. Ahora todas mujeres argentinas esperan todos los 3 de junio con la esperanza de un mundo mejor, más igualitario. Una lucha que nació movimiento, pero se transformó en una marea mundial.