Gran gesto: la millonaria donación del pibe Barco a Independiente

El delantero villagalvense Ezequiel Barco, actualmente en el Atlanta United dirigido por el rosarino Gerardo Martino en la MLS estadounidense, le donó a Independiente, su ex club, la suma de 17.814.500 pesos como reconocimiento a su formación en inferiores y su breve pero positivo paso en la Primera.

El joven de 19 años concretó su acción mediante escribano con la condición de que el dinero se utilice para la construcción de dos canchas de césped sintético en el predio Santo Domingo de Villa Domínico. En caso de no cumplir con ese mandato en los próximos dos años, el club de Avellaneda quedará obligado a devolverle el dinero.

Barco pasó en enero pasado de Independiente a la Major League Soccer a cambio de 15 millones de dólares, lo que representó la segunda transferencia más cara en la historia del club después de la de Sergio Agüero al Atlético Madrid en 2006 (29 millones). Fue campeón de la Copa Sudamericana, convirtiendo el penal que le dio el título internacional al Rojo.

Destacado por su velocidad y llegada al gol, el baigorriense se convirtió en uno de los pilares del Atlanta United del Tata junto al paraguayo Miguel Almirón, ex Lanús, y Héctor Villalba, ex San Lorenzo, y el venezolano Josef Martínez. Su equipo lidera la Conferencia Este con 25 puntos en 12 fechas disputadas.

Volviendo a Turri, como lo apodan, su historia se gestó en Rosario. Llegó a Independiente proveniente de la Asociación Atlética Jorge Bernardo Griffa de la zona sur de la ciudad a comienzos de 2015 por recomendación de Diego Griffa, hijo de Jorge Griffa, quien se encontraba trabajando como coordinador general de las divisiones inferiores del Rojo.

A comienzos de mayo, el delantero oriundo de Villa Gobernador Gálvez fue uno de los mencionados por un testigo de identidad reservada como víctimas de la red de pedofilia en las inferiores de Independiente junto a Martín Benítez.