Finalmente, Mauricio Macri y Alberto Fernández tuvieron un contacto telefónico

Luego de declaraciones cruzadas, Mauricio Macri y Alberto Fernández mantuvieron un diálogo telefónico que busca llevar tranquilidad a los mercados luego de tres jornadas de sobresaltos.

Esta mañana, antes de anunciar el paquete de medidas económicas, el presidente había declarado que estaba dispuesto a reunirse con todos los candidatos a sucederlo, pero no había nombrado a Fernández. El líder del Frente de Todos, que ganó las Primarias con 47% de los votos, se había mostrado dispuesto a colaborar con Macri pero no a reunirse con él: “No tiene ningún sentido”, declaró en una entrevista radial.

Finalmente, luego de dar clases en la Facultad de Derecho y manejar hasta sus oficinas de San Telmo, Fernández advirtió que tenía un mensaje de WhatsApp del jefe de Estado y tomó la decisión de llamarlo directamente: celular a celular. En el entorno del compañero de fórmula de Cristina Fernández de Kirchner aseguraron a Infobae que el diálogo se dio en los términos que informó el presidente.

“Recién tuvimos una buena y larga conversación telefónica con Alberto Fernández. Él se comprometió a colaborar en todo lo posible para que este proceso electoral, y la incertidumbre política que genera, afecte lo menos posible a la economía de los argentinos. Se mostró con la vocación de intentar llevar tranquilidad a los mercados respecto a los riesgos de una eventual alternancia en el poder y quedamos en mantener una línea abierta directa entre los dos”, señaló Macri en sus redes sociales sobre el diálogo.

A partir del resultado sorpresivo de las elecciones primarias que no había sido anticipado por las principales encuestadoras, el dólar registró un rally alcista hasta cerrar este miércoles en $63 en el Banco Nación. A la par, se duplicó el Riesgo País y las acciones de las empresas líder sufrieron una fuerte depreciación.

En 74 días Macri y Fernández volverán a enfrentarse en las urnas: en esa ocasión, quien obtenga más de 45% y gane la elección o más de 40% y una diferencia de 10 puntos con el segundo se convertirá en el nuevo presidente de los argentinos.