Femicidio en La Falda: hallaron el cuerpo de Ivana Módica luego de que su pareja confesara el crimen


Javier Galván, el novio de Ivana Módica, quien estaba detenido en el marco de la causa por la desaparición de la mujer en la localidad cordobesa de La Falda, confesó que la mató y reveló que enterró su cuerpo detrás de un hotel de la zona, donde luego la Policía pudo encontrarlo. El hombre había sido apresado el lunes pasado a pedido de la fiscal de Cosquín, Jorgelina Gómez. De acuerdo con lo que reveló el abogado del sospechoso, Felipe Jure, en diálogo con el canal de televisión El Doce, su cliente “se declaró culpable por el femicidio de Ivana” este viernes por la noche.

Tras ocho días de desesperada búsqueda, el operativo terminó con el peor final: en la noche del viernes Javier Galván confesó que mató a Ivana Módica, la mujer de 47 años que estaba desaparecida.

Inmediatamente, un importante operativo se montó detrás del histórico Hotel Edén de La Falda, a metros del viejo Camino del Cuadrado. Pasada la 1.30 se hallaron los restos de Ivana. El cuerpo apareció cerca del kilómetro 11 y medio del Camino del Cuadrado.

El cadáver no estaba enterrado sino tirado entre unos pajonales, a 15 metros de la ruta. Fue hallado en un avanzado estado de putrefacción. Una de las hipótesis que manejan los investigadores, es que la mujer de 47 años fue asesinada por asfixia mecánica. Esperan los resultados de la autopsia para determinar las causas de su muerte.

El hombre era pareja de Ivana desde hace más de cinco años y se habían mudado juntos a La Falda en diciembre de 2020. Es piloto militar de la Fuerza Aérea y ya había sido denunciado por violencia de género por Ivana en varias ocasiones. La última fue en octubre del año pasado.

Galván fue quien hizo la denuncia por la desaparición de Ivana el pasado viernes, cuando según su relato volvió de trabajar y ella ya no estaba en casa. El hombre lanzó la hipótesis de que su pareja podría haber salido a caminar al Cerro La Banderita y tenido un accidente, por lo que durante los primeros días la búsqueda se centró en ese lugar.

Con el correr de las horas aparecieron pistas que incriminaron al militar y demostraron que había mentido en su declaración: cámaras de seguridad demostraron que estuvo en otro lugar en un horario clave de la desaparición de Ivana, por lo que la búsqueda se trasladó a la zona de la casa de la pareja, en la otra punta de la ciudad de La Falda.

Luego, nuevos indicios ampliaron aún más la zona de búsqueda y la llevaron hacia el Complejo Las 7 Cascadas, el Dique de La Falda y el camino a la Pampa de Oláen, aún más alejado del sitio donde comenzó el operativo. Pericias tecnológicas, relatos de testigos y grabaciones de cámaras pudieron demostrar que Galván había conducido con su auto a ese sector.