«Esto no es Sinaloa»: Nación envía 2200 efectivos de Gendarmería y habrá 1300 en Rosario

Rosario contará con 1300 efectivos de Gendarmería Nacional, según confirmó el secretario de Seguridad de Santa Fe, Germán Montenegro, luego de las reuniones que mantuvieron para definir la mesa operativa del trabajo coordinado que afrontarán la provincia y la Nación en Santa Fe para hacer frente a la ola de violencia que vive la ciudad en el inicio del año.

Por su parte, el ministro de Seguridad provincial, Marcelo Saín, resaltó que se puso en marcha «un mecanismo de coordinación que estaba paralizado», y defendió a Rosario como destino turístico: «Esto no es Sinaloa».

La Nación puso a disposición de la provincia 2200 gendarmes y otros 700 efectivos de la Policía Federal, la Prefectura Naval y la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

«El número de gendarmes va a ir variando, se van a ir distribuyendo en función de las necesidades que tengamos acá y en otras partes de la provincia», sostuvo Montenegro, y confirmó que de los 2.200 efectivos de Gendarmería habrá «aproximadamente unos 1300 en Rosario» y el resto será destinado a la capital provincial.

La conducción de la mesa operativa por parte de la Nación estará en manos del comandante de Gendarmería Ramón Galván, mientras que a nivel provincial lo hará el jefe de Policía Víctor Sarnaglia.

  • Montenegro detalló que Gendarmería se ocupará de las «situaciones de alta conflictividad» y también de «coordinar con la Policía provincial el mantenimiento de los servicios de seguridad ordinarios en otros sectores de la ciudad», en casos como los robos comunes.
  • El secretario de Seguridad indicó que de esta manera se busca que «la Policía provincial pueda disponer de medios para problemáticas menos violentas pero son muy enojosas para los ciudadanos». Indicó también en diálogo con El Tres con que los gendarmes van a «trabajar en los barrios» en intervenciones específicas y «se van a realizar otros servicios de patrullaje en el resto de la ciudad».

Mientras tanto, el ministro Saín destacó que «hay una dotación permanente de Gendarmería en la provincia de Santa Fe», repartida entre Rosario y la capital, y «lo que se ha puesto en marcha es un mecanismo de coordinación que estaba paralizado».

«Son 2.200 gendarmes pero gran parte de la actividad hasta ahora en los operativos la hizo la PSA, que no es una dotación cuantiosa. Aquí van a trabajar las cuatro fuerzas en un marco operacional conjunto», manifestó, para añadir que «hay una avidez por conocer la numérica, pero eso tiene poca importancia si no hay un plan».

Además, el ministro de Seguridad santafesino salió en defensa de Rosario al ser consultado desde un canal porteño si se trata de un destino seguro para el visitante. «Rosario es una ciudad rara, tiene estos graves problemas en la periferia pero el resto, si bien tiene inconvenientes con el delito —que también estamos abordando—, es una ciudad feliz donde la gente disfruta».

«Si uno va ahora a Pichincha, que es una zona como Palermo, por ejemplo, va a encontrar a la gente comiendo en mesas en las veredas», dijo en declaraciones a A24. Y concluyó resaltando: «Esto no es Sinaloa».

+info

Nación se comprometió a enviar 3000 efectivos de fuerzas federales a Rosario y Santa Fe