Este fin de semana comienzan los controles de narcolemia en Rosario

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana llevó adelante la presentación del equipo para la detección de drogas (narcolímetro) que se pondrá en uso en los controles vehiculares que lleva adelante el municipio, en cumplimiento de la Ordenanza Nº 9195/14 aprobada en 2016 por el Concejo Municipal.

Durante la presentación, las autoridades explicaron y demostraron el uso del dispositivo para la detección de drogas que será incorporado a los procedimientos de prevención y control de tránsito realizados por la Municipalidad de Rosario que darán comienzo en la ciudad entre el jueves y el viernes próximos.

Según precisó Gustavo Zignago, titular de Control municipal, el test de narcolemia es un mecanismo que determina si un conductor se encuentra bajo los efectos de alguna sustancia que inhiba o altere las facultades para manejar un vehículo. “Se trata de la recolección de una mucosa salival a través de un hisopo que forma parte de un kit compuesto por un cassette que contiene los activos que luego de la recolección de la saliva se incorporan a un analizador y en 5 o 6 minutos arroja los resultados sobre las sustancias que vamos a salir a controlar que son la cocaína y la marihuana”, detalló el funcionario.

Cabe destacar que el medidor se encuentra previamente configurado y ya posee los niveles de cortes correspondientes así que sólo determina el positivo o el negativo con respecto a las sustancias.

“Al igual que los de alcoholemia, estos procedimientos van a estar bajo la supervisión de personal médico, cuyos integrantes, a partir de un diagnóstico clínico visual, son los que definen sobre qué conductor se hace el análisis”, agregó.

Luego advirtió que, durante los primeros 120 días, se realizará un período de prueba durante el que no se impondrán multas pecuniarias pero sí se procederá a la remisión al corralón de todos aquellos vehículos cuyos conductores den positivo en el test.

Boasso, el autor del proyecto

El experimentado concejal mostró su beneplácito al avance para la implementación de los controles de narcolemia. “Es de suma importancia trabajar en la prevención de accidentes de tránsito para no lamentar más muertes”, remarcó Boasso.

Los operativos se llevarán a cabo conjuntamente con los de alcoholemia. “Esto nos permite sumar un nuevo control que aporta a la seguridad vial de todos los rosarinos”, explicó.

Para finalizar, Boasso remarcó que “esto sirve para cumplir con la ley vigente. Era imprescindible que Rosario estableciera este procedimiento que ya se aprobó en 2014. De esta manera, la ciudad se pone a la cabeza en este tipo de controles, ya que muy pocas ciudades en el país lo tienen”.