“Estamos llenos de dolor, pero queremos que el amor venza al odio”

Los cuatro rosarinos que sobrevivieron al atentado terrorista perpetrado el pasado martes en Nueva York brindaron una conferencia de prensa. Cinco de sus compañeros de viaje murieron al ser atropellados por un yihadista mientras andaban en bicicleta por una bicisenda de Manhattan.

Leyeron una emotiva carta en la que pidieron que no haya más muertes. “Que el amor venza al odio”, señalaron. Ariel Benvenuto, Juan Pablo Trevisán, Ivan Brajkovic y Guillermo Blanchin se presentaron ante la prensa tras el terrible ataque terrorista en el que murieron cinco de sus amigos: Ariel Erlij, Diego Angelini, Hernán Ferruchi, Hernán Mendoza y Alejandro Pagnucco, mientras que un sexto –Martín Marro- resultó herido.

“No tengo palabras para expresar mi admiración por ellos. Estamos muy orgullosos en medio de este gran dolor que sentimos”, dijo el cónsul argentino en Nueva York, Mateo Estreme, en la presentación.

Luego Benvenuto leyó una carta y los amigos pidieron a los periodistas que no se realicen preguntas para evitar ahondar el difícil momento por el que atraviesan.

Imagen de previsualización de YouTube

A continuación, el texto elaborado por el grupo:

“Lo que menos hubiésemos querido es estar en este lugar, y teniendo que escribir este texto. Nos encontramos llenos de dolor. Cuesta entender que un sueño como era este viaje se transforme en la peor pesadilla”.

“No hay palabras que puedan contener este sentimiento, ni esta experiencia de sobrevivir viendo partir a tus amigos. ¿En qué se convirtió el mundo? No nos entra en la cabeza cómo alguien puede pensar, planear y ejecutar algo así. No queremos más muertes, queremos que haya justicia”.

“Un periodista norteamericano ha escrito una nota sobre nosotros y el profundo sentido de amistad en Argentina. Y fue emocionante. A nosotros nos alentó un fuerte sentido de amistad, una amistad fuerte, duradera, tolerante. Ese sentimiento nos acompañó siempre, incluso ahora que somos padres, esposos. Y fue ese amor el que nos trajo hasta aquí y nos seguirá uniendo”.

“Nuestro círculo de amor y amistad que tanto cultivamos fue lacerado. Viviremos con el dolor a cuesta, pero la forma de enfrentarlo es como vivimos siempre, como aprendimos en casa, en nuestro colegio y como lo hacemos desde hace más de 30 años. Que el amor venza al odio, que la vida se imponga sobre la muerte”.

“No podemos dejar de agradecer la asistencia y contención que nos dio el consulado argentino. Agradecemos a toda la gente de distintos lugares del mundo que nos acompañó para consolarnos, y el cariño de nuestros compatriotas”.

“Tenemos que volver, acompañar a las desconsoladas familias de amigos, ir en busca de nuestras familias. Permitan que nos retiremos con el dolor a nuestros hogares”.