Encontraron muerto en la cárcel de Coronda al acusado de asesinar al nene de tres años

El hombre de 25 años sospechado del brutal crimen de un niño en Santo Tomé, fue encontrado muerto en su celda de la cárcel de Coronda este lunes. La madre de la víctima lo acusó de golpear y abusar de su hijito de tres años y de quemar a su beba de 10 meses. Era el padrastro de los niños.

Carlos Alberto Pérez, de 25 años y presunto asesino de Jorge Ezequiel Bachelli, fue hallado cerca de la medianoche colgado de una reja de la celda donde estaba alojado. Estaba atado a una cuerda arrancada del borde roto de un colchón. Se encontraba en el pabellón 11 de la cárcel de Coronda.

La investigación del caso reveló que la violenta golpiza por la cual falleció Jorge Bachelli, de tres años, tuvo lugar en una vivienda ubicada en República de Chile al 4100 del barrio Iriondo, de la ciudad de Santo Tomé, el viernes, cerca de las 17. Allí, según indicó el fiscal Iglesias, Pérez golpeó a la beba de un año y dos meses en varias partes del cuerpo provocándole serios traumatismos por lo que debió ser asistida en el hospital Orlando Alassia.

Durante la audiencia salió a la luz un dato que hasta el momento no había sido expuesto. Es que los hechos se produjeron en una reunión, ya que en la vivienda se encontraban los niños víctimas, el propio Pérez, familiares del mismo y la madre de los chicos golpeados.

En su imputación, el funcionario del Ministerio Público de la Acusación (MPA) explicó que Pérez también golpeó –con puños y patadas– al niño de tres años hasta provocarle severos traumatismos. Esa golpiza se la propinó junto con la madre del pequeño, indicó el fiscal.

Tras los golpes, el niño debió ser trasladado al hospital donde fue asistido. Al nosocomio ingresó con un paro cardiorrespiratorio y traumatismo de cráneo por lo que fue internado en terapia intensiva. Cerca de las 2.40 del sábado, los médicos constataron su fallecimiento.