En Tucumán, un diezmado Central sufrió otra derrota por la Superliga

La racha negativa de Central en la Superliga no cesa. El equipo de Edgardo Bauza, con marcadas ausencias por lesión, cayó por 2-1 en su visita a Atlético Tucumán y sigue sin levantar en el torneo local. Acumula ya ocho partidos sin triunfos y preocupa por su situación en relación a los promedios. El Canalla, que terminó con diez por la roja a Néstor Ortigoza, comenzó arriba con un gol de Fernando Zampedri pero el Decano encontró una rápida remontada con Mauro Matos y Luis Rodríguez. 

Era un inicio apagado y casi sin llegadas. Hasta que el Canalla rompió el cero y la tendencia del encuentro, que luego se hizo cuesta arriba en pocos minutos. El homenajeado Zampedri tuvo el primero recién sobre los 25 del primer período con un derechazo sutil luego de recibir y girar en el corazón del área local, pero su remate, desvío mediante, dio en el palo izquierdo. Fue un aviso de lo que vendría: a los 28′, capturó un rebote del arquero luego de un disparo desde afuera de Pachi Carrizo y Zampedri, de cabeza, puso el 1-0.

Sin embargo, la posesión seguía siendo tucumana y a los 35′, el ex leproso Matos definió de zurda tras una buena asistencia del Pulga Rodríguez, que aprovechó un error de Washington Camacho, cuyo nivel va de mal en peor. Fue el 1-1 parcial, porque, a los 39′ apareció el propio Pulga con una gran definición, alta e inatajable para Jeremías Ledesma. En cinco minutos, los locales se pusieron 2-1 arriba. Una vez más, con una pelota bombeada, tuvo el tercero el mencionado Rodríguez.

Al complemento, el equipo del Patón Bauza salió dormido. Sin reacción y recibiendo más golpes de los tucumanos. El despertar auriazul apareció a los 17 tuvo una doble chance: un tiro libre de Leonardo Gil que Cristian Lucchetti sacó al corner y de esa pelota parada, Germán Herrera se la llevó por delante en el área chica y no pudo direccionarla al arco.

Pero Ledesma fue protagonista por una buena atajada tras una accidentada jugada de ataque que resolvió Guillermo Acosta con un derechazo que obligó a la reacción del golero canalla.

A los 24′, un nuevo envío de pelota parada de Gil encontró un cabezazo de Zampedri que se fue apenas desviado, al lado del palo derecho. El ingreso de Diego Becker le dio otra energía al equipo rosarino y un zurdazo desde afuera a los 31′ hizo lucir a Lucchetti cuando el Canalla comenzaba a atorar en busca del empate.

Sin juego, Central buscó una vez más a través del juego aéreo, desordenándose más y más con el correr de los minutos. Pero a las bajas por lesión se le sumaron una molestia que complicó a Zampedri y la correcta expulsión de Ortigoza en el cierre. Una nueva derrota para el elenco de Bauza, que sigue sin hacer pie en la Superliga…

Los goles

¡Estuvo cerca!

La roja de Ortigoza