En Rosario, la suba del asado le ganó por 51% a 27% a la del salario

El precio de la carne subió 51% en un año, muy por encima del alza promedio del salario, que fue de 27%, y esa merma perjudica el bolsillo de los rosarinos. El dato surge de un relevamiento que presentaron este miércoles los concejales de Ciudad Futura Juan Monteverde y Caren Tepp. Compararon la evolución de los precios de alimentos en la ciudad frente a los ingresos, entre septiembre de 2017 y el mismo mes de 2018.

El estudio tomó de referencia tres platos clásicos de la mesa: el asado (aumentó 52%), la milanesa con puré (42%) y el guiso de arroz (32%).

La suba de la carne en Rosario prácticamente duplicó la del salario promedio. Se conseguía por 364 pesos en septiembre del 2017, hoy por 551. Ese 51% de incremento está muy por encima de la suba del salario promedio, que apenas alcanzó el 27%. Para hacerlo más gráfico: en septiembre del año pasado un salario promedio alcanzaba a comprar 39 asados. Ahora sólo alcanza a comprar 33.

Por otro lado, el estudio cruza los precios de mercado con los que se encuentran en el proyecto de compra colaborativa Misión Anti Inflación. Allí, por ejemplo, el salario promedio rinde 41 asados.

“Constatamos con números lo que vemos todos los días: comer un asado se ha convertido prácticamente en un lujo”, evaluó Monteverde frente a la prensa. “En el bolsillo de los laburantes casi el 40% de los ingresos se va en alimentos. Las horas de trabajo valen cada vez menos, porque los precios aumentan más rápido que nuestros salarios”, añadió.

Tepp afirmó que 850 hogares de la ciudad reemplazaron la compra en los grandes supermercados en la Misión Anti Inflación, que permite un ahorro del 30% porque conecta al consumidor con el productor de forma directa.

“Hay un abuso en la formación de los precios con intermediarios que se llevan la mayor tajada”, señaló la edila y también mencionó al Mercado Popular de la Ctep como otra alternativa.