En otra sesión caliente, el Concejo aprobó la emergencia social en Rosario

El Concejo Municipal de Rosario declaró este jueves, por unanimidad y tras una jornada muy caliente en el Palacio Vasallo, la declaración de la emergencia social. La iniciativa tuvo 27 votos a favor, ninguno en contra y una ausencia en la definición de la jornada. También fue impulsada por movimientos sociales y organizaciones comunitarias, las cuales se hicieron presentes desde temprano en la zona de Córdoba y 1º de Mayo.

La ordenanza busca que el Estado aborde la problemática social, disponiendo la generación de dispositivos municipales para monitorear la situación alimentaria de niños, niñas, adolescentes y adultos mayores -entre otros colectivos vulnerables-, y la gestión de diversas herramientas de inclusión laboral y asistencia alimentaria directa ante la Nación y la provincia.

“El primer objetivo de este proyecto era poner el tema del hambre más urgente en la agenda pública y en la agenda de las instituciones de nuestra ciudad, y lo logramos”, señaló Eduardo Toniolli, uno de los impulsores de la iniciativa.

Y desestimó las críticas del bloque de Cambiemos: “La única preocupación del macrismo, explicitada en el debate, fue la preservación de la imagen del presidente de la Nación, lanzando la acusación de que el proyecto tenía como meta exclusiva «limar» a Macri, como si la inflación en el precio de los alimentos y el crecimiento de la pobreza fueran producto de nuestra imaginación”.

Ediles junto a organizaciones sociales

Desde la tarde, cientos de personas se movilizaron desde los barrios de Rosario hacia la puerta del Concejo Municipal, para pedir por la aprobación de la declaración de la emergencia social en la ciudad. Los concejales y concejalas de diferentes espacios se mezclaron con los asistentes y con los referentes de las organizaciones barriales, que hablaron en rueda de prensa. Los únicos ediles que no participaron de la movida fueron los de Cambiemos, quienes seguían discutiendo a esa hora cuál será la postura del bloque en la votación.

La sesión del Concejo estuvo “demorada” por la gran cantidad de gente que no paraba de llegar a la puerta del Palacio Vasallo. Eduardo Delmonte, referente de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), declaró: “Que el Concejo Municipal declare la emergencia social en Rosario es el reconocimiento de que las políticas económicas nacionales están generando hambre”.

Otra sesión caliente

La discusión por un tema tan sensible como la declaración de la emergencia social derivó en escándalo en un momento de la tarde, cuando se intentó introducir el debate por la emergencia de seguridad, propuesto por el bloque de Cambiemos pero sin espacio en el orden del día. Hubo insultos, empujones y escenas de mucha tensión en la grada entre integrantes de las organizaciones sociales que pudieron ingresar al recinto y militantes del PRO. También hubo cruces muy fuertes entre concejales.

El momento más candente del debate se dio cuando tomó la palabra el edil Roy López Molina, quien intentó introducir el pedido de declaración de emergencia de seguridad en Rosario. En ese instante comenzaron los problemas en la grada, donde había unas 60 personas. Los cruces se dieron entre integrantes de organizaciones barriales, como la CCC, Barrios de Pie y Movimiento Evita, y militantes del PRO.

Hubo insultos, empujones y algunas fuentes consultadas indicaron que también se registraron algunas trompadas. Pero el clima tenso no solo se registró en la grada, que debió ser desalojada por la seguridad del Concejo ante el pedido del presidente de ese cuerpo, el edil Alejandro Rosello. En las bancas también hubo fuertes discusiones, como la que sostuvieron airadamente Gabriel Chumpitaz (Cambiemos) y Pablo Javkin (Frente Progresista).

Ante este panorama, desde la presidencia del Concejo se decidió pasar a un cuarto intermedio. La sesión luego fue reanudada y la emergencia social fue aprobada.

Fuente: Rosario3.com.