En el Vaticano, monseñor Eliseo Martín recibió el palio arzobispal de manos del papa Francisco