En el Vaticano, monseñor Eliseo Martín recibió el palio arzobispal de manos del papa Francisco

El arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Eliseo Martín, único argentino en recibir hoy el palio arzobispal en el Vaticano de parte del Papa Francisco, aseguró que vivió ese momento “con profunda fe y alegría serena”.

“Lo viví con profunda fe y alegría serena. Lo viví también con súplica para que con gracia suya pueda corresponder a esta confianza de haberme dado responsabilidad”, aseguró desde el Vaticano el religioso tras la ceremonia de imposición.

Oficialmente, Martín comenzará a utilizar el palio luego de un acto que se concretará en la ciudad de Rosario al que asistirá el nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig.

Este año, por primera vez, Francisco cambió las modalidades de entrega del palio, una franja de lana blanca decorada con cruces negras, que simboliza la oveja sobre los hombros del Buen Pastor y que usan el Papa y los arzobispos metropolitanos como signo de la comunión con Roma.

Martín fue uno de los 46 arzobispos nombrados este año, a quienes Francisco les impuso el palio durante la celebración eucarística en la basílica de San Pedro por la solemnidad de San Pedro y San Pablo, en el Día del Pontífice.

En declaraciones desde Roma, el monseñor Martín destacó el mensaje del Papa a los arzobispos: “Nos pidió que seamos hombres de fe, de oración y que demos testimonio de esa creencia con la misma vida”.

Contó que el jueves pasado estuvo reunido “cerca de una hora a solas” con el pontífice cuando le entregó un carta de la intendenta Mónica Fein que “lo invita a visitar Rosario en 2016”.