En asamblea, decidieron expulsar a Horacio Boix del Sindicato de Peones de Taxis

Horacio Boix fue finalmente expulsado del Sindicato de Peones de Taxis de Rosario. Así lo resolvió la asamblea realizada este mediodía en la sede del gremio, en Salta 2800. La sanción lo alcanza no sólo en el cargo de secretario general sino también como afiliado y tiene como telón de fondo la grave denuncia por malversación o desvío de fondos del orden de los 3 millones 750 mil pesos que supuestamente el cuestionado dirigente no pudo justificar.

De acuerdo al estatuto de la institución, el cargo de secretario general de la institución será ocupado desde hoy por Horacio Yannotti, quien se venía desempeñando como número dos del sindicato y quien impulsó las denuncias por manejos irregulares dentro de la institución.

“Hoy definimos la situación del malandra que tuvimos acá adentro”, había dicho esta mañana Horacio Yanotti, el responsable interino, que tiene custodia policial por los ataques a balazos que recibió.

Sobre las medidas de seguridad, aclaró que “tomamos todos los recaudos para que solo puedan ingresar a esta asamblea democrática los afiliados al Sindicato de Peones de Taxis y que no haya infiltrados”.

A los concurrentes a la asamblea (hay 170 afiliados en condiciones de votar) se les entregó un informe de auditoría de las cuentas del Sindicato: “El peritaje revela lo que nosotros veníamos sospechando, lo que nuestro abogado denunció en la Fiscalía”, anticipó Yanotti.

Luego confirmó que “hay un faltante de 3.750.000 pesos, que el señor Horacio Boix no puede justificar”.

Suspendieron por 45 días a Horacio Boix: lo acusan de desvío de fondos