“El socialismo no puede desentenderse de la crisis de inseguridad”