El rosarino Correa, parado por un tumor en el corazón

El rosarino Ángel Correa no gana para disgustos desde su salida de San Lorenzo. Probablemente si hubiera continuado en el fútbol argentino su suerte podría haber sido distinta pero para peor: cuando viajó a España para someterse a estudios médicos antes de estampar la firma como nuevo jugador de Atlético Madrid le detectaron una dolencia cardíaca.

Fue operado a corazón abierto y quedó fuera de actividad. Cuando parecía que retornaría a las canchas frente al inicio de una nueva temporada, llegó una nueva complicación para el rosarino.

Es que Atlético Madrid informó que detectó un tumor en un ventrículo del músculo cardíaco del ex delantero de San Lorenzo, lo que le impediría por lo pronto jugar por seis meses, aunque dijeron que es “imposible” determinar el tiempo de baja.

“Todavía no se sabe si volverá a jugar al fútbol o si dentro de tres meses podría volver a jugar. Se trata de una dolencia muy grave y delicada que pone en riesgo la vida del jugador”, informaron médicos especializados.

El rosarino pasará un nuevo reconocimiento en agosto, donde se concretaría el tiempo de baja y se informará tanto que sucederá con su carrera a nivel profesional como si finalmente es contratado por el club madrileño.