El reclamo de los rosarinos en las redes tras la confusa muerte en La Fluvial

A través de las redes sociales, los rosarinos manifestaron su indignación por la muerte de Carlos Orellano, el joven de 23 años que el pasado lunes salió a bailar a Ming y fue encontrado sin vida en las aguas del río Paraná este miércoles por la tarde luego de permanecer desaparecido. Había sido visto por última vez afuera del boliche y la denuncia de una policía que dijo haberlo visto en un muelle despertó más dudas que certezas en un caso que inevitablemente recuerda al de Gerardo Escobar y al de Franco Casco, los tres con el mismo desenlace.

En la noche de este martes, la fiscal Valeria Piazza Iglesias le tomó declaración a dos policías que hicieron adicionales y a 12 patovicas y les secuestraron sus celulares. Además, el reclamo de familiares tiene que ver con la demora en las actuaciones policiales. Con la autopsia buscarán la causa de la muerte y determinar si hay golpes o heridas de consideración que se hayan producido afuera del agua.

De acuerdo al relato del padre de la víctima, sustentado por el testimonio de amigos, Carlos quiso pasarse al VIP sin pulsera y fue agredido por un grupo de patovicas, que lo sacaron de Ming. No está claro qué ocurrió afuera y las cámaras podrían dar respuestas, pero las del lugar misteriosamente no funcionan. Sí un domo de Prefectura que “fue enviado a a constatar por parte de la Fiscalía”. La Justicia deberá avanzar en la investigación para dar respuestas a una familia sin consuelo.


En las redes


“¿Lo mataron por pasarse al VIP sin pulsera? ¿Lo tiraron al río como si fuese un animal? Preguntas que deberá responder la Justicia. Le arrebataron la vida a un pibe que fue a bailar. Encontraron flotando en el Paraná a Carlos Orellano. Fuerzas para la familia y amigos”, fue uno de las publicaciones que se viralizaron.

“Encontraron fallecido en el Paraná a metros de la Fluvial a Carlos Orellano. Lo mataron por pasarse al VIP sin pulsera. La policía nuevamente culpable. Salir a la calle en Rosario es cada día más difícil. Fuerzas a sus familiares y amigos. Tristisima noticia”, fue uno de los mensajes.

“La Fluvial y Ming siempre dando la nota. La seguridad es la más violenta de todos los boliches de la ciudad, hace por lo menos 10 años que conservan el mismo personal, el cual a cagado a piñas a pibas a pibes y nunca cayó ningún responsable. Ojalá que se haga justicia”, reclamó una joven.

“Hace años que la fluvial es caldo de cultivo de misoginia, violencia, homofobia, corrupción y abusos de poder, era obvio que tarde o temprano algo como esto iba a pasar :(“, expresó otra chica en relación al maltrato del personal de seguridad de esos boliches para el ingreso y el comportamiento dentro de los salones.

“Hace diez años en La Fluvial estaba haciendo cola para entrar. Estaba adelante de todo y de atrás empujaban. Tres patovas me sacaron y fajaron por ’empujar’ (cuando empujaban de atras y no yo). Me da escalofríos pensar que pude terminar igual”, escribió otro luego de enterarse del hallazgo del cuerpo de Orellano.

“La Fluvial repite el mismo proceso que La Tienda con Pichón Escobar: se niegan a entregar las filmaciones y sus empleados (algunos policías) golpearon y tiraron al río a un pibe. En el caso de Gerardo, uno de los patovicas era policía y estaba con carpeta médica y suspendido por varios actos de violencia. La policía, siempre de alguna u otra forma, involucrada”, añadió otro joven.

“No tengo la mínima duda de que al pibe de la Fluvial lo fajaron los patovicas con la complicidad de los canas y lo tiraron al río. Lo mismo hicieron con Pichón. Hasta mandaron a una milica a hacer una denuncia falsa. Todos unos hijos de puta. Todo vuelve”, reclamó un joven que movilizó la búsqueda en las redes.

“Espero que de una vez por todas clausuren definitivamente ese lugar nefasto llamado La Fluvial que funciona como boliche con un millón de nombres a la semana. La violencia y el abuso no cambia todos los findes, es y será siempre la misma”, consideró otra chica.

“Fueron los familiares y amigos de Carlos Orellano, en kayacs o a pie, los que encabezaron la búsqueda y ayudaron a encontrar su cuerpo frente a la Fluvial. ¿Cómo puede ser que la voluntad de sus seres queridos pueda más que los recursos de fuerzas de seguridad? ¿Encubrimiento?”, escribió el diputado provincial y ex candidato a gobernador Octavio Crivaro, del Frente de Izquierda. “Pichón Escobar, laburante municipal, un crimen impune, con patovicas asesinos y participación policial: el río como destino, como si fuera basura. Hoy es Carlos Orellano, metalúrgico de 23 años. Ser joven y pelearla día a día parece que es un crimen en Rosario”, agregó.


+info