El personal de salud marchó en silencio, con barbijos y distanciamiento por reclamos laborales y en homenaje a colegas fallecidos


Enfermeros y enfermeras de la provincia realizaron este jueves por la noche una muy ordenada manifestación hasta el Monumento a la Bandera de Rosario, con el fin de visibilizar sus reclamos laborales y de recordar y reconocer a sus compañeros fallecidos durante la pandemia de coronavirus.

Caminando en tres columnas, con distanciamiento social, con barbijos y en silencio, lxs profesionales de la salud transitaron las calles con velas y linternas en las manos, para confluir en un reclamo que abarcó algunos puntos importantes. Uno de ellos fue el reconocimiento y el homenaje a lxs 13 enfermerxs que perdieron la vida por su trabajo durante la pandemia de covid-19 en la provincia de Santa Fe.

A su vez, la marcha buscó exponer otros reclamos laborales, como por ejemplo que se los considere profesionales y se los valore como esenciales y no como técnicos o administrativos. “Este silencio dice mucho, venimos con velas para visibilizarnos”, señalaron en la ordenada multitud de colegas.

En cuanto a la modalidad de la marcha, indicaron: “Queremos mostrar que se puede cumplir con las medidas que nosotros les pedimos a los demás. Ése es el mensaje que queremos dar. Nosotros trabajamos así, con distanciamiento y barbijo”.

Por su parte, Lucila Valverde, trabajadora de la salud, indicó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al 2020 como el Año Internacional de la Enfermería: “A nivel mundial faltan enfermeros, necesitamos que los gobiernos tomen medidas para que se formen más colegas”. Y aseguró que necesitan que se los reconozca como profesionales: “La ley está firmada por el ingeniero Miguel Lifschitz, la cual reconoce a todos los que tienen grado universitario, está firmado pero no implementado”, sumó Valverde.

Además buscan que se los califique trabajadores de alto riesgo, “esa es la otra ley, le falta la reglamentación y también está aprobada”, dijo. Eso les permitiría regularizar algunas condiciones de trabajo, sobre las que advierten mucha precarización.