El peor final: hallaron muerto a Carlos Orellano, el joven que estaba desaparecido tras salir a bailar a La Fluvial

Carlos Orellano, el joven de 23 años que era buscado tras salir a bailar a La Fluvial, fue encontrado muerto en las aguas del río Paraná. El hallazgo se dio en horas de la tarde de este miércoles, pasadas las 15. El muchacho había desaparecido en la madrugada del lunes tras asistir al boliche Ming, ubicado en esa zona. Los familiares, que se habían reunido para pedir respuestas, reconocieron el cuerpo del joven y ahora se desplegarán las medidas para determinar qué ocurrió.

La autopsia en el Instituto Médico Legal será fundamental para esclarecer los motivos que lo llevaron a la muerte. Buscarán determinar si hay golpes o heridas de consideración que se hayan producido afuera del agua. Además, siguen la pista de una demora en las actuaciones policiales. 

  • El padre del muchacho y amigos permanecieron durante horas en el lugar a la espera de noticias. Por la tarde encontraron el cuerpo y fue identificado luego de la llegada de la fiscal Valeria Piazza Iglesias.
  • Jonatan, amigo del joven, contó que “el cuerpo emergió de golpe” y pudieron ver que tenía la misma vestimenta que llevaba Carlos la noche que desapareció.

Anoche tomaron declaración a policías y patovicas y les secuestraron sus celulares. Desde el mismo momento en que personal policial da cuenta de la presunta caída de una persona al río, personal de Prefectura Naval desarrolló un rastrillaje en procura de su hallazgo. Lanchas y buzos tácticos trabajaron en la zona de La Fluvial y este martes se habían sumado a la búsqueda personal de perros de rastreo, por la zona costera.

Se tomaron declaraciones a amigos de Carlos Orellano, posibles testigos que concurrieron al mismo boliche aquella noche, del personal de seguridad y del personal policial de adicional.

Se secuestró material informático que pudiera contener los videos de las cámaras de seguridad del local y se encomendó el relevamiento y secuestro del contenido de las demás cámaras de seguridad, privadas y públicas, de zona de influencia.También se secuestraron los celulares de todo el personal de seguridad que trabajó esa noche, como de los empleados policiales de adicional. Se solicitó la nómina de empleados, contratados, trabajadores eventuales, y adicionales de seguridad del boliche bailable la noche del 23/24 de febrero.

Se comisionó al Gabinete Criminalístico para relevamiento de la escena, levantamiento de rastros, toma de fotografías y planimetria. Se solicitaron las cartas de incidencia y llamados al 911 y a la central de Prefectura Naval, de esa fecha, que pudieran tener relación con el hecho.

Por otra parte se inició una investigación paralela, de oficio, por la tardanza en que la comisaría 2° de Paraguay y San Juan efectivizó ciertas medidas encomendadas por la Fiscalía. Se secuestró el libro de guardia de dicho destacamento. Se dio intervención a la Agencia de Control (ex Asuntos Internos). Y a la Unidad Fiscal de Violencia Institucional.

Una mujer policía había manifestado haber visto al joven desaparecido apoyado en la baranda del extremo del muelle 3 y en un momento no lo volvió a divisar. Como en ese momento sospechó que se cayó al agua dio aviso al 911.

“Bocacha”, como lo llamaban por su risa, había salido a bailar con sus compañeros de Liliana, empresa en la que trabajaba. Era hincha de Central y su vida se apagó inesperadamente. La investigación recién empieza.


+info


Investigan a patovicas y policías por muerte en La Fluvial: “Me arrebataron a mi hijo por una pulsera”

Familiares y amigos del joven desaparecido en La Fluvial se reúnen para pedir respuestas

Buscan a un joven que salió a bailar y desapareció en la zona de La Fluvial