El “Negro” Zamora salió de terapia intensiva y pide ayuda desde Bolivia

Julio Zamora salió de terapia intensiva luego de atravesar una delicada situación de salud por un infarto cerebral que le ocurrió en Bolivia, donde se encontraba dirigiendo al Real Potosí. Reapareció hoy públicamente y reveló sus problemas económicos para retomar la vida en la última etapa de su recuperación.

  • Acompañado por su familia, el “Negro” criticó la postura de los directivos de Real Potosí, sobre quienes apuntó: “Después de que a mí me pasó eso, no me volvieron a pagar a mí ni a los ayudantes que tengo”.

Luego de su desvinculación con el club boliviano, el entrenador deslizó que tiene “mucha bronca” porque desde la entidad afirman que “no tienen deuda” con él y recordó que tenía contrato hasta el final del campeonato.

“Los doctores se portaron de maravilla conmigo y quiero cumplirles a ellos. Lo único que quiero es cumplirle a la gente que se portó bien conmigo”, remarcó el exfutbolista de Newell’s, que agradeció toda la ayuda recibida desde Argentina y México para colaborar con su tratamiento.

“Hemos perdido todo y la gente de Potosí no lo charla ni siquiera por teléfono a mi hijo”, expresó conmovido. A su turno, Brian contó que necesitan reunir alrededor de 20 mil dólares para pagarle a la Clínica Aranjuez, donde atendieron al “Negro”.