El nadador rosarino que clasificó al Mundial pero no tiene plata para viajar

Hay deportistas que descubren su talento en ocasiones impensadas. Como el caso del joven nadador rosarino Matías Oviedo, de 28 años, que clasificó para el Mundial de Corea del Sur que se llevará a cabo en agosto de este año. El rosarino obtuvo la semana pasada tres medallas en el Campeonato Argentino de Natación Máster que se disputó en el Cenard, en Buenos Aires, y la sumó a su medallero, que supera las 100 distinciones a lo largo de su carrera. Pero no tiene dinero para poder viajar al certamen internacional que se hará en Gwangju.

Oviedo empezó de forma casual en el Club Provincial cuando un médico le sugirió que practicara el deporte acuático por una alergia que tenía a sus 5 años.

Tres años después consiguió el alta médica, pero ni se le ocurrió dejar: con sólo 8 años tenía claro que el agua era su mundo. En los dos años siguientes pasó a una escuela de competencia y se federó, lo que posibilitó que empezara a competir.

Con 16 años ya acumulaba 112 medallas, citaciones a la selección rosarina, santafesina y argentina. Por decisión propia, quiso probar como arquero de fútbol y logró el interés de clubes como Estudiantes de La Plata. Después, fue el portero de fútbol de salón de Newell’s, club del que es hincha.

Ahora está ante uno de los mayores desafíos de su vida, el Mundial de Corea del Sur que comenzará en agosto, para el que necesita 3 mil dólares. Mientras aguarda apoyo gubernamental y sponsors privados, su familia dio a conocer su CBU (0650085602000037711764) para cualquier aporte desinteresado que provenga de la sociedad.