El municipio multará a la EPE por romper veredas sin permiso

La Municipalidad de Rosario multará a la EPE por llevar adelante obras en las cuales se rompieron veredas recientemente reparadas sin haberse solicitado la autorización pertinente. En tanto, se enviará un proyecto al Concejo Municipal a fin de incrementar de modo significativo el monto de los apercibimientos.

El municipio pudo constatar diversas aperturas de solados y veredas en distintos puntos de la ciudad sin que las empresas hayan solicitado los permisos correspondientes. Las mismas, ejecutadas por parte de empresas contratistas al servicio de la Empresa Provincial de la Energía, no fueron autorizadas por el Ejecutivo local como está establecido, debido a que el permiso nunca se solicitó. Las zonas detectadas son la vereda norte de avenida Pellegrini al 700 donde está desarrollando trabajos la empresa Andrés Arriaga, y la vereda sur de Montevideo al 700 donde trabaja la contratista Haydar S.R.L.

En ambos casos, no se ha dado cumplimiento a lo establecido por la legislación vigente en materia de aperturas en la vía pública, Ordenanza Nº 8120/2006 y su reglamentación, debiendo las empresas solicitar el correspondiente Permiso de Apertura de la Vía Pública que sólo autoriza los trabajos en casos de emergencia. De esta manera, se labraron Actas de Comprobación, tal como lo establece la citada normativa en su artículo 29º referido a la aplicación de sanciones según el Libro VI de la Ordenanza Nº 2783/81.

“No podemos permitir que una empresa rompa las veredas que utilizan miles de rosarinos sin una planificación, y mucho menos sin ningún tipo de permiso. Entendemos que lo que ocurrió es grave, perjudica comercios y transeúntes, y es por ello que hemos decidido avanzar con la sanción pecuniaria. La empresa deberá reparar las veredas y además pagar una multa extra por la falta de permiso”, adelantó Raúl Álvarez, secretario de Obras Públicas del municipio.

“Estas veredas fueron reparadas hace muy poco tiempo y hoy ya se encuentran deterioradas por esta obra. En toda la ciudad tenemos un plan para reparar más de 7000 veredas que han sido afectadas por el arbolado, pero si después de ello las volvemos a romper, el trabajo es en vano. Si nos lo hubieran comunicado con el tiempo debido, se podría haber hecho el trabajo del tendido eléctrico y posteriormente la reparación de veredas”, continuó el encargado de la cartera local.

Al mismo tiempo, desde el ejecutivo municipal, anunciaron que ya trabajan en un proyecto modificatorio de la ordenanza actual, afín de incrementar los montos asignados para las multas. El proyecto se enviará al Concejo Municipal para su aprobación y estipula que quienes realicen este tipo de roturas sin permisos previos, deban abonar sumas más elevadas que las actuales.