Todo el Mundial desde el banco: el misterio Lo Celso y los estúpidos rumores

La ausencia del rosarino Giovani Lo Celso a lo largo del Mundial de Rusia 2018 fue uno de los tantos misterios que rodeó el vestuario argentino. No tuvo ni un minuto en la competencia a pesar de llegar elogiado por el DT Jorge Sampaoli, que apenas lo puso a calentar pero nunca lo consideró entre los posibles ingresos.

El mediocampista, pieza importante en el París Saint Germain francés, llegó a integrar la lista del Mundial gracias a buenos rendimientos y, sobre todo, por su capacidad de convivir dentro de la cancha con Lionel Messi. O incluso, agarrar la manija del equipo cuando el 10 no estaba. Un jugador técnico, con gran despliegue y buen manejo de la pelota que sumó minutos en casi todas las prácticas previas pero que finalmente se fue sin ingresar siquiera un minuto en Rusia.

Tras el único amistoso que la Selección tuvo antes del Mundial, el 4-0 sobre Haití en la Bombonera, Jorge Sampaoli elogió a Manuel Lanzini y a Giovani Lo Celso: “Desde mi idea son jugadores que le van a dar el vuelo futbolístico a la Selección”. El ex River sufrió la lamentable rotura de ligamentos cruzados de su rodilla durante las prácticas en Barcelona antes de viajar a Rusia, mientras que el rosarino surgido en Central desapareció sorpresivamente de la consideración.

  • Los rumores en las redes sociales, como con otros temas como la conducción dividida del equipo entre Sampaoli y “los amigos de Messi” dio lugar a cualquier especulación. Uno o dos caños en una práctica, lujos y otras estupideces intentaron culpar al capitán de la llamativa ausencia de Gio.

Sampaoli lo probó, le dio la chance de mostrarse cuando la selección llegó a Barcelona en la gira previa. Sin embargo, lo que vio el casildense pareció no terminar de convencerlo para que sea una opción cierta en los partidos de fase de grupos, y mucho menos para el duelo ante Francia por los octavos de final. De hecho, cada vez que el DT tenía que definir el armado del mediocampo siempre priorizó la inclusión de otros intérpretes como Ever Banega, o incluso a Maxi Meza, por ejemplo. Claro que otros de renombre como Paulo Dybala tampoco tuvieron el lugar esperado.

Desde su debut en la mayor durante el amistoso ante Rusia, allá por noviembre del año pasado (victoria 1-0), la imagen de Lo Celso sumó más adeptos que detractores. Incluso, fue titular en el último amistoso ante Haití (4-0) promediando una gran actuación: jugó al lado de Mascherano pero soltándose cada vez que podía para asociarse con Messi y compañía.

Por eso Sampaoli vio en él la opción de tener a un jugador de buen pie, con despliegue y con rodaje en un equipo como el PSG, repleto de figuras como Neymar, Edinson Cavani, Kylian Mbappé. Pero finalmente sólo tuvo tiempo de hacer banco durante todo el Mundial. Aunque sí fue citado a la conferencia de prensa previa a octavos… Seguramente la experiencia junto al grupo le sirva a sus jóvenes 22 años de cara al futuro.

¿Qué habrá pasado entre ser un jugador que para Sampaoli podía darle a Argentina un vuelo futbolístico a ni siquiera tener un minuto? Sólo lo sabrá el técnico que cometió una catarata de errores e incoherencias antes y durante el Mundial. Quizás algún día se entienda, por ahora se trata del inexplicable misterio Lo Celso.