El misterio en torno al conductor que chocó y abandonó en Sarmiento al 3000

A 10 días del siniestro vial, no se conoce el nombre del conductor que atropelló a una joven en Sarmiento al 3000 en el inicio del 2019. Desde las redes sociales se reiteran los cuestionamientos hacia los medios y la propia Justicia por no difundir la identidad del muchacho que chocó y abandonó a Marianela Ojeda, la chica de 19 que iba en bicicleta.

Usuarios de Facebook y Twitter se preguntaron por los datos del conductor, que presentó un escrito a través de su abogada Jimena Temperini, con una versión que no convence a nadie y una promesa de pedido de disculpas a la víctima, a la que expresó no haber visto…

Desde Fiscalía señalaron de forma oficial que “el conductor del Toyota Etios blanco fue identificado como Lautaro P., de 24 años, quien será imputado por el fiscal interviniente la semana que viene (lunes o martes), dependiendo de la calificación legal que se impute”

“Se evalúa si la audiencia será en libertad o delante de un Juez. En relación a la identidad del conductor del vehículo no se pueden dar mayores detalles hasta tanto no se determine si la audiencia será en libertad o delante de un juez, si es en libertad no podremos pasar más datos dado que no son audiencias públicas sino en sede de Fiscalía, frente a un juez son audiencias públicas”, aclararon en contacto con la prensa.

El accionar judicial

Mariana Sena, referente de la ONG Asociación Compromiso Vial, se refirió al caso y fue muy crítica del Poder Judicial y de la policía al remarcar: “Nos parece inconcebible que los familiares de las víctimas tengamos que actuar o aportar las pruebas a la Justicia o a la policía para que reaccionen en consecuencia”.

Las declaraciones de Sena tienen que ver con la “movida” que tuvieron que hacer los familiares y allegados a Ojeda para obtener las imágenes captadas por dos cámaras de video en las que se observa claramente cómo ocurrió el hecho. Ese material se obtuvo casi una semana después de ocurrido el siniestro antes de tomaran las primeras medidas judiciales al respecto.

“Como no existen estas fiscalías, las pruebas se diluyen, se pierden y eso va a en detrimento de las víctimas. Y el rol que tiene que tener la Justicia se desdibuja”, remarcó.

Con relación al episodio que tuvo como víctima a Marianela Ojeda, Sena indicó que “el hecho de haber transcurrido tanto tiempo y que el automovilista aparezca de la forma que apareció, nos genera todas las sospechas. No lo buscaron. Esta persona apareció en forma espontánea y eso nos genera un montón de dudas en función de por qué tanto tiempo después”.

“Tiene que ser la Justicia quien tome cartas en el asunto. Deberían estar trabajando juntamente todos estos resortes oficiales que tienen que estar trabajando, ante una actitud temeraria como la que tuvo esta persona el 1º de enero. El Estado tiene que ser el que obligue a este señor a comparecer ante la Justicia. Después de diez días hay muchas pruebas que se perdieron y reconstruirlas llevará un largo camino. Y eso va en detrimento no sólo de la víctima, sino de toda la sociedad porque esta persona seguirá conduciendo”, expresó.