El hijo de la mujer hallada muerta en zona sur, detenido y principal sospechoso

Un giro inesperado tuvo la causa por el caso de María Esther Díaz, la mujer de 61 años hallada sin vida en el interior de su vivienda de Iriondo al 2700, en la zona sur rosarina. En ese sentido, las sospechas recayeron sobre su hijo, un hombre de 37 años, quien fue detenido mientras avanza la investigación. Todavía no está del todo claro lo ocurrido.

  • La víctima, “Mary”, como la conocían, nació y vivó en barrio San Francisquito. Vivía sola desde hace años luego de separarse de su marido y se dedicaba a trabajos de tejido. De su matrimonio tenía tres hijos ya adultos. Dos mujeres y un varón, Damián M.
  • A metros de esa casa, reside la madre la mujer asesinada, doña Sara, de 80 años. Allí también vivía Damián con su pareja. Rigurosamente “Mary” iba todas las mañanas para desayunar con su madre, pero ayer no cumplió con esa costumbre.

Según narró Damián, alarmado por la situación llamó por teléfono a su mamá varias veces pero no le contestó. Como él no tenía llaves decidió saltar por la terraza de un vecino y desde un patio vio el cuerpo tendido en la cocina. Entonces llamó a un amigo y juntos rompieron la puerta principal para ingresar, y tras advertir que la mujer estaba muerta llamó a la policía.

Sin embargo, a partir de la toma de testimonios de familiares y de otros indicios recabados en la escena del crimen, el fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos, Florentino Malaponte, puso en duda su versión. Por eso, ordenó que se secuestre tanto su celular como el de su novia, que fueron enviados a peritar, y dispuso la detención del identificado como Damián M., según informó el Ministerio Público de Acusación (MPA). La imputación sería este lunes.

El cuerpo fue enviado al Instituto Médico Legal (IML) para la realización de la pertinente autopsia. En el lugar trabajó el gabinete criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) y la Policía Científica.

Fuentes: Vía Rosario, Diario La Capital y Fiscalía.