El Gobierno anunció acuerdo de reestructuración de la deuda con tres grupos de acreedores

Luego de meses de negociaciones en medio de la pandemia, el Gobierno anunció en la madrugada de este martes que se alcanzó un acuerdo con los principales acreedores de Argentina, lo que generará miles de millones de dólares de ahorro para el país y abrirá el camino para dejar atrás el noveno default de la historia. Así lo confirmó esta madrugada el ministro de Economía, Martín Guzmán, en un comunicado difundido por Twitter.

A horas del deadline para el cierre de la última oferta de canje de la deuda de la Argentina, las negociaciones entre los fondos de inversión que poseen el grueso de la deuda externa de la Argentina y el Gobierno lograron marcar un avance y tejer un entendimiento. Así lo confirmó hoy el ministro de Economía. En el documento se detalla que los representantes del Grupo Ad Hoc de Bonistas Argentinos, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Bonistas del Canje y otros tenedores (en conjunto, los “Acreedores que brindan Respaldo”) “llegaron a un acuerdo que les permitirá a los miembros de los tres grupos de acreedores apoyar la propuesta de reestructuración de deuda de Argentina”.

La expectativa de un arreglo tras meses de discusiones levantó el optimismo de los inversores y provocó un fuerte rally de los activos argentinos en los mercados. Tras varias semanas de impasse y cruces mediáticos, el Gobierno y los tres grupos que reúnen a los principales fondos que poseen títulos públicos bajo legislación extranjera retomaron las negociaciones durante el fin de semana vía Zoom para llegar a un arreglo económico que cerrará la última brecha de tres dólares entre la última oferta oficial, valuada en US$ 53,5, y la de los fondos, que pedía US$ 55,7. Esa brecha -que el mercado consideraba mínima y muy salvable -equivalía a unos US$2000 millones repartidos durante las próximas dos décadas.

Tras la nueva ronda de discusiones, el Gobierno y los tres grupos, el Grupo Ad Hoc, liderado por BlackRock, el Grupo Exchange, comandado por Monarch y el Comité de Acreedores de la Argentina (ACC, según sus siglas en inglés) habían logrado darle forma a un “entendimiento preliminar”, según dos fuentes al tanto de la negociación. Pero aún restaba poner el arreglo por escrito y pulir los detalles.



El acuerdo entre la Argentina y sus principales acreedores despejaría la salida del default, y le permitiría al gobierno de Alberto Fernández avanzar con la reestructuración de la deuda local y el programa vigente con el Fondo Monetario Internacional (FMI), pasos cruciales para sacar a la economía del pozo en el que cayó a principios de 2018, que se profundizó con la pandemia del coronavirus.

Aunque restaba conocer los detalles del arreglo preliminar, fuentes del mercado indicaban que estará apenas por debajo de los US$55 (US$54,8,) un valor que si bien es más de lo que el Gobierno dijo que el país podía pagar con la última oferta “definitiva”, deja para el país una amplia quita en el pago anual de intereses de la deuda que evitará pagar miles de millones de dólares durante las próximas décadas.


Comunicado oficial


 “La República Argentina y los representantes del Grupo Ad Hoc de Bonistas Argentinos, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Bonistas del Canje y otros tenedores (en conjunto, los “Acreedores que brindan Respaldo”) llegaron a un acuerdo en el día de la fecha que les permitirá a los miembros de los tres grupos de acreedores apoyar la propuesta de reestructuración de deuda de Argentina y otorgarle a la República un alivio de deuda significativo”, expresaron en el comunicado oficial.

Conforme al acuerdo, Argentina ajustará algunas de las fechas de pago contempladas para los nuevos bonos establecidas en su invitación del 6 de julio, sin aumentar el monto total de los pagos de capital o los pagos de interés que Argentina se compromete a realizar y mejorando al mismo tiempo el valor de la propuesta para la comunidad acreedora. Específicamente:

  • (i) las fechas de pago sobre los Nuevos Bonos serán el 9 de enero y el 9 de julio en lugar del 4 de marzo y el 4 de septiembre,
  • (ii) los nuevos bonos a ser emitidos como compensación por intereses devengados y compensación por consentimiento adicional comenzarán a amortizar en enero de 2025 y vencerán en julio de 2029,
  • (iii) los nuevos bonos 2030 en USD y en Euros comenzarán a amortizar en julio de 2024 y vencerán en julio de 2030, donde la primera cuota tendrá un monto equivalente a la mitad de cada cuota restante, y
  • (iv) los nuevos bonos 2038 en USD y en Euros a ser emitidos como contraprestación por los bonos de descuento existentes comenzarán a amortizar en Julio de 2027 y vencerán en enero de 2038.