El fútbol playa pone primera en los Juegos Suramericanos

Una de las estrellas de la IV edición de los Juegos Suramericanos de Playa, será el fútbol de playa, que verá acción cuando el reloj marque las 11.30 horas del miércoles 20. La vera del río Paraná será testigo de las mejores piruetas, chilenas y voladas de los arqueros.

  • El beach fútbol se juega en 3 tiempos de 12 minutos y cada equipo está representado por 5 jugadores en cancha, habiendo cambios ilimitados. Una de las reglas principales que regirá al deporte en Rosario 2019 es que no habrá empates, algo que dará un condimento más al desarrollo de las pruebas. En caso de haber paridad se disputará un tiempo extra de 3 minutos y si no hay triunfadores, los penales determinarán al mejor.

La victoria en un cotejo será premiada con 3 puntos, el juego ganado en tiempo extra 2 y en ronda de penales se les adjudicará a los triunfadores una unidad. Vale aclarar que diez serán las selecciones participantes, organizadas en dos zonas de tres equipos y una de cuatro. Luego de enfrentarse todos los rivales entre sí en el grupo, los vencedores de las zonas 1 y 2 y el primero y segundo del copón 3 pasarán a la fase semifinal.

El combinado albiceleste, que compartirá el grupo 3 con Perú, Colombia y Guyana, estará integrada por: Dardo Cortés, Emiliano Holmedilla, Miguel De Ezeyza, Luciano Sirico, Axel Rutterschmidt, Leandro Marino, Lautaro Benaducci, Mariano Mansailla, Lucas Ponzetti, Emanuel De Sosa, Maximiliano Ponzetti y Manuel Bordón. Además, será comandado por el director técnico Hernán Magrini y el preparador físico Martín Pérez Rodríguez.

Paraguay, Venezuela y Ecuador, compartirán el copón 1; mientras que el siempre favorito Brasil con Uruguay y Chile serán los integrantes del grupo 2. La Selección Argentina, llega al evento tras obtener el quinto lugar en la Copa América disputada en 2018.

Como indica la historia, habrá representantes rosarinos en la competencia. Los hermanos Maximiliano y Lucas Ponzetti, referentes del deporte en la ciudad, harán de local en Rosario 2019 y le darán rienda suelta a su pasión frente a su gente.

“Poder ser locales va a ser muy lindo y sería un sueño compartir el evento con mi hermano. Nos une un sentido de pertenencia que no se compara con ninguno”, confesó Maxi, que participa en la Selección Argentina desde el 2016.

El mayor de los Ponzetti, que viste actualmente la camiseta de Argentino de Rosario, confesó que el objetivo de la delegación local es “encontrar un gran nivel grupal para estar en los puestos más altos”. Aunque avisó: “El Fútbol Playa tuvo una evolución muy grande, como en toda competencia internacional, no hay rivales fáciles, pero vamos a intentar hacernos fuertes de local”.

Lucas, de 19 años, dejó también su impresión sobre el evento que verá luz en el estadio rojo de la Florida: “La Selección está en un nivel muy bueno, y me pone contento poder ser parte porque tengo compañeros de mucha experiencia de los cuales no paro de aprender”.

“Si bien el técnico todavía no dio la lista para el primer partido, si me toca estar sería hermoso jugar por primera vez en mi ciudad y que me pueda ver mi familia vistiendo la camiseta más linda de todas. Vamos a dejar todo”, cerró quien en el 2017 comenzó a entrenar con el combinado sub 20 argentino.