El frasco de orina de Musto que recorrió Europa

El doping positivo de Damián Musto fue una verdadera sorpresa. Mientras el mediocampista preparaba las valijas y ultimaba los detalles para desembarcar en el River de Marcelo Gallardo, el 31 de diciembre saltó la inesperada noticia que derrumbó su transferencia desde el Tijuana mexicano hacia el Millonario.

  • La demora en el conocimento de la noticia despertó sospechas, ya que el partido en cuestión es el empate 3-3 entre Central y Talleres del 20 de junio pasado, previo de su transferencia a México. Es decir, jugó estos seis meses sin problemas para Tijuana. Pero la Organización Nacional Antidopaje (ONAD) intentó explicar la situación.

El largo tiempo entre la muestra y el resultado se produjo por un cambio de laboratorio durante el proceso. La muestra de orina de Musto viajó a Francia y la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) desacreditó al lugar en medio del análisis.

Luego de esto, las pruebas se realizaron en España y allí fue donde se detectó la Hidroclorotiazida, un diurético que no está permitido. Entonces, se notificó el doping positivo de Musto, que truncó su transferencia a River.

El volante de 30 años se enteró de lo que ocurrió por los medios y, en su intimidad, niega haber consumido el diurético. Desde el cuerpo médico de Central también juran que no aplican esa sustancia. ¿Habrá sido una contaminación accidental como justificó River los dopings de Lucas Martínez Quarta y Camilo Mayada?

Lo cierto es que Musto seguirá en el fútbol mexicano y en breve (o no tanto, si se demora como el resultado mismo del control) recibirá una sanción oficial.