El femicida de Gálvez no tenía denuncias pero era tratado por depresión

A días del femicidio que conmovió a la ciudad santafesina de Gálvez, salen a la luz detalles sobre el confeso autor del crimen de Danisa Canale. Se trata de Jorge Trossero, un hombre que no tenía antecedentes pero los investigadores barajan un dato clave: era tratado por depresión.

  • Según informaron, el acusado, de 50 años, venía con un prolongado tratamiento psiquiátrico, de unos cuatro años. Y su médico le había recomendado, poco tiempo atrás, buscar un clínico para que le recetara una serie de drogas, principalmente por un cuadro depresivo aunque no se sabe si efectivamente estaba medicado.

Por ahora el hombre no se pronunció –sólo llamó a la policía y confesó haber matado a su mujer– y se espera su declaración en la audiencia imputativa de este jueves. Pero se habla de una presunta discusión de pareja como el detonante que lo llevó a atacar a mazazos –le propinó al menos diez– a su esposa de 39 años en el domicilio de ambos.

Entre los datos concretos, el femicida no tiene antecedentes penales ni tampoco denuncia alguna por episodios violentos, ni de parte Danisa ni de anteriores parejas. Con su mujer estaban casados, convivían desde hacía siete años y tenían juntos una verdulería.

Trossero será imputado por homicidio calificado agravado por el vínculo y por femicidio. Está detenido desde los minutos posteriores al crimen en la jefatura de la Unidad Regional XV (departamento San Jerónimo).

Una pericia psicológica ordenada por el mismo fiscal arrojó que el asesino se ubica perfectamente en tiempo y espacio, por lo que tenía plena conciencia de los hechos al momento del ataque.