“El Estado debe accionar en forma unánime contra el flagelo narco”

Llegó un nuevo crimen ligado al narcotráfico en la ciudad y los ediles del bloque Unión PRO Federal de la ciudad repartieron un comunicado recordando cuando impulsaron el cierre de Esperanto, local del que era dueño el asesinado narco Luis Roberto Medina.

“Cuando hace casi dos años atrás iniciábamos como espacio político una tarea en conjunto con los vecinos de la zona de Roca y Zeballos que terminó con la clausura definitiva de Esperanto Rosario, a poco de iniciar el planteo sobre las fallas en el proceso del Registro de Oposición por parte de la Municipalidad de Rosario, se empezaba a correr el velo de una oscura trama de inversiones de dudosa procedencia”, indicaron.

“Una sociedad con capital inicial absurdo iba a realizar una inversión millonaria y eso no le llamaba la atención a ningún organismo publico a trabes de sus organismos de control o recaudación y a pesar de las acusaciones falsas y de las presiones recibidas o las caras que se daban vuelta para ignorarnos seguimos adelante por que estábamos seguros que nos asistía la razón”, expresaron los concejales locales Roy López Molina, Alejandro Rossello, Julia Bonifacio, Anita Martínez y Carlos Cardozo.

“Con el nuevo crimen de cuño sicario del que la ciudad de Rosario fue testigo en estas horas, uno más en la larga lista de 2013, quizás algunos que nos desacreditaban hace unos meses empiecen a tomar conciencia de la gravedad de la situación que estamos viviendo”, señalan los ediles del PRO.

Según ellos, el Estado “debe accionar en forma unánime y coordinada contra el flagelo del narcotráfico”, ya que la ciudad no está “en condiciones de intentar sacar ventaja con operaciones políticas o mediáticas para tal o cual sector”. De ese modo, culminaron diciendo que el compromiso “debe ser sincero y con todas las fuerzas”, pues está en juego el futuro de las próximas generaciones.