El desempleo subió 2,6 puntos y llegó al 10,6% en el Gran Rosario

La desocupación afectó al 10,6 por ciento de la Población Económicamente Activa de Rosario (PEA) al término del segundo trimestre del año. Son 2,6 puntos más que en el mismo período de 2018. La tasa difundida por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) es similar a la que se midió para el conjunto de los 31 aglomerados de todo el país. Pero en la región fue acompañada de una caída de 1,1 punto porcentual en el indicador de empleo.

El índice de desempleo de dos dígitos se consolida en el escenario regional como consecuencia de la profunda crisis económica. En el segundo trimestre del año, el salto se potenció porque en el mismo período de 2018 esa tasa había sido bastante más baja que en el resto del país: 8 por ciento.

Se trató en aquel entonces de un fenómeno algo extraño, ocurrido a contramano de la tendencia nacional y que, en parte se podría explicar por un desfase en el ciclo económico. En el segundo trimestre de 2017, cuando la economía y el mercado laboral en el país experimentaban un repunte, en Rosario todavía se sentía el efecto de la recesión iniciada en 2016. Un año después se registraba un fenómeno inverso: la ciudad demoraba su entrada a la crisis activada por la corrida cambiaria de abril de 2018.

Deterioro laboral

A junio de 2019, la tasa de desempleo del Gran Rosario y la nacional se emparejaron en el 10,6 por ciento de la población que participa del mercado de trabajo. En la región apenas se incrementó una décima la tasa de actividad, mientas que el empleo cayó 1,1 punto en la medición interanual. También se redujo la subocupación en 1,5 punto porcentual. Todo parece indicar que buena parte del porcentaje de la población ocupada que trabajaba menos de 35 horas semanales durante el difícil invierno de 2018, entró directamente en la desocupación doce meses después.

En números absolutos, se incorporaron en un año 25 mil personas a la oferta laboral de la región. No sólo no consiguieron entrar en el mercado sino que además se perdieron 11 mil ocupaciones. El resultado fue el de 16 mil personas más que quedaron desocupadas. Hubo en la medición interanual 14 mil ocupados menos.

En relación al primer trimestre del año, la tasa de desempleo cedió de 11,7 por ciento a 10,6 por ciento y la de ocupación creció levemente en 0,9 punto porcentual, en el marco de un incremento de 0,3 punto en la tasa de actividad.

El ranking de la desocupación en junio de 2019 encontró a Rosario en el sexto lugar, detrás de Mar del Plata, Córdoba, los partidos del Gran Nuenos Aires, Salta y Santa Rosa. En Santa Fe, el indicador se ubicó en el 7,4 por ciento y en el aglomerado San Nicolás – Villa Constitución, en el 10,3 por ciento.

Empleo en negro

De acuerdo al Indec, en el Gran Rosario, donde el 69,2 por ciento de los ocupados son asalariados, el empleo en negro llega al 34,9 por ciento. Es decir que más de 135 mil trabajadores no reciben aportes jubilatorios. El grupo poblacional más afectado por el desempleo en la región es el de las mujeres hasta 25 años, con una tasa de 25,5 por ciento. Le siguen los varones hasta 29 años, con el 20,5 por ciento.

La desocupación afecta al 12,4 por ciento de las mujeres y al 9,2 por ciento de los varones. Entre los jefes de hogar, el 6,4 por ciento está desempleado. De las personas que participan del mercado laboral en la región, el 25,6 por ciento completó la secundaria, el 22 por ciento y el 15 por ciento la primaria.

A nivel nacional, más de 1,4 millón de personas están desocupadas en los 31 aglomerados que mide el Indec. También hay 1,77 millón de subocupados, de modo que son más de 3 millones de personas las que tienen problemas de empleo en un mercado laboral de 13,5 millones.

El desempleo saltó del 9,6 por ciento al 10,6 por ciento en un año, aunque el empleo, en el mismo período, aumentó de 41,9 por ciento a 42,6 por ciento. La subocupacion subió de 11,2 por ciento a 13,1 por ciento, mientras que los ocupados demandantes de empleo se incrementaron de 16 por ciento a 18,3 por ciento.

  • Las ciudades con mayor desocupación son Mar del Plata (13,4 por ciento) y Córdoba (13,1 por ciento).
  • Estos distritos superaron a los partidos del Gran Buenos Aires (12,7 por ciento).
  • Los aglomerados con menor índice de desempleo fueron San Juan (2,3 por ciento), Resistencia (2 por ciento) y Posadas (2,9 por ciento), aunque en los tres casos presentan un bajo nivel de actividad.

La última medición de desempleo antes de la asunción de Mauricio Macri fue la del tercer trimestre de 2015, que arrojó una tasa de desempleo de 5,9 por ciento. Tres meses antes, a junio de ese año, el indicador había sido de 6,6 por ciento. Durante el mandato de Cambiemos, la tasa se elevó un 60 por ciento.