El Concejo comienza a definir un aumento en la tarifa de taxis de entre el 11 y el 13 por ciento

La comisión de Servicios Públicos del Concejo Municipal se dispone hoy a darle despacho a un nuevo aumento para los taxis. El pedido de las cámaras de titulares de licencias con el aval de los peones ronda entre el 11 al 13 por ciento y servirá para atenuar el impacto de las últimas subas de GNC y retocar el salario de los choferes. De no mediar sorpresas, este jueves los ediles podrían aprobar el incremento tarifario en el recinto, con la condición de que desde las bancas lo aprueben por unanimidad.

  • El pedido de los dueños de chapas y peones se funda en un antecedente inmediato y revelador: el último estudio de costos del servicio arrojó un defasaje superior al 55 por ciento.
  • Tras varios meses de dudas en torno a un nuevo impacto en el bolsillo de los pasajeros, los taxistas justificaron el pedido “con el fin de cubrir la suba del GNC y elevar un poco el sueldo de los trabajadores”.

De esta forma, y de aprobarse la solicitud del sector, los ediles firmarían un despacho con una suba de entre el 11 y 13 por ciento distribuida entre bajada de bandera y fichas de los horarios diurnos y nocturnos.

A partir de las 9 de hoy, la comisión de Servicios Públicos tendrá la solicitud a la firma. Se necesitarán al menos 4 rúbricas de las 7, pero existe la expectativa de que salga por mayoría, pese a que la edila del PRO Renata Ghilotti estará ausente.

De aprobarse el pedido de los taxistas, la bajada de bandera diurna ascendería a 43 pesos y la ficha cada cien metros 1,90 peso; mientras que en la banda nocturna los valores serían de 47 pesos y 2,10 pesos, respectivamente. Así, los valores oscilarán entre el 11 y el 13 por ciento.

“Vamos a ver qué pasa. Las conversaciones vienen bien, la idea es que salga este jueves y hacia el 1º de noviembre el aumento ya esté en la calle”, auguraron desde gremios. En cuanto al salario de los peones de taxis, ascendería de 16 mil pesos mensuales a 17.600 pesos.