El Concejo aprobó la emergencia en el transporte mientras persiste el paro de colectivos


El Concejo Municipal de Rosario aprobó por mayoría el proyecto de emergencia en el transporte urbano de pasajeros de Rosario, que implicará cambios en los recorridos y frecuencias. La propuesta cosechó el voto negativo del Frente de Todos y la abstención de Juntos por el Cambio, mientras las calles de la ciudad siguen sin colectivos por el paro de choferes frente a la falta de pago.

  • Este gesto legislativo al intendente Pablo Javkin es interpretado como un importante respaldo político, que le otorga margen de maniobra para poder enfrentar la profunda crisis que atraviesa el sistema.

El proyecto de ordenanza aprobado por mayoría implica la emergencia en el transporte durante 24 meses o, si los pasajeros totales mensuales del sistema alcanzan el 90 por ciento de los pasajeros totales trasladados, en el mes de octubre 2019.

Con este guiño, la Intendencia podrá reducir las exigencias del pliego vigente, avanzar con el servicio nocturno “a demanda”, reestructurar líneas para evitar superposiciones, readecuar servicios y definir una frecuencia entre coches “según la cantidad de pasajeros”.

La iniciativa legislativa tuvo luz verde a través de los votos de 19 concejales. María Eugenia Schmuck, Fabrizio Fiatti, Lisandro Zeno, Ado Poy, Verónica Irizar, Mónica Ferrero, Lorena Carbajal, Susana Rueda, Caren Tepp, Pedro Salinas, Jésica Pellegrini, Luz Olazagoitia, Andrés Giménez, Marina Magnani, Ariel Cozzoni, Roy López Molina, Agapito Blanco, Marcelo Megna, y Renata Ghilotti.

Tres ediles se expresaron en contra: Eduardo Toniolli, Norma López, y Alejandra Gómez Sáenz. Y seis se abstuvieron: Alejandro Roselló, Daniela León, Germana Figueroa Casas, Ana Martínez, Carlos Cardozo, y Fernanda Gigliani.

La iniciativa impulsada por el Ejecutivo municipal –que ya había sido acordado en comisiones– proponía tres años de excepción para negociar nuevas condiciones con las empresas de colectivos, que habían amenazado con dejar el servicio público. En lo que va del año, Rosario ya tuvo 76 días de huelga en distintas medidas de fuerza, algunas de las cuales duraron semanas.

Los ediles consensuaron fijar ese plazo por dos años aunque la presidenta del cuerpo, María Eugenia Schmuck, aclaró que si el sistema vuelve a los niveles previos a la pandemia, en cuanto a pasajeros y recaudación, la emergencia se cae de forma automática.

La medida de fuerza de los choferes de colectivos locales continúa porque siguen sin cobrar la totalidad de los salarios. Si bien la Provincia depositó fondos para el transporte, Sergio Copello, secretario de la UTA Rosario, aclaró que “en promedio deben el 50 por ciento” del último haber.

El dirigente sindical afirmó que “algunas empresas deben deducir de los subsidios algún costo operativo” pero en otros casos, por ejemplo las firmas de media distancia, “los subsidios no alcanzan ni para pagar salarios”. Con respecto a la aprobación de la emergencia en el transporte en el Concejo de Rosario, señaló: “Ahora nos vamos a enterar de qué se trata la emergencia porque no fuimos convocados al debate”. Advirtió que no aceptarán una reducción de trabajadores o ajuste de salarios.



+info


Por falta de pago, nuevo paro de colectivos en Rosario desde la hora cero de este miércoles

 

Desde el 1° de diciembre, aumenta un 30% la tarifa de taxis en Rosario: bajada de bandera de 81 pesos y nocturna de 91