El Chino Vizcarra, el héroe del ascenso de Platense a la B Nacional

Infobae/Télam

El delantero rosarino José Vizcarra anotó el gol del triunfo por 1-0 en tiempo suplementario de Platense sobre Estudiantes de Caseros en el desempate y el Calamar obtuvo el ascenso a la B Nacional. El “Chino” metió la cabeza en el décimo minuto del primer tiempo extra y consiguió el gol que valió el ascenso en cancha de Lanús.

En un campo de juego embarrado, el Calamar obtuvo la victoria que le permite regresar a la B Nacional luego de ocho años. Estudiantes no aprovechó su mejor momento en la etapa inicial y Platense se ordenó defensivamente, más allá de que apeló constantemente al inofensivo pelotazo largo para el solitario Juan Curuchet, para conservar el cero de cara al entretiempo.

El Calamar de Saavedra cambió el semblante en el complemento, se animó más y adelantó sus líneas, y Curuchet encontró a Daniel Vega y a Diego Tonetto como socios a la hora de atacar. A pesar del hombre de menos por la expulsión de García a los 20 minutos del segundo tiempo, Estudiantes se cerró bien, cedió terreno pero nunca se desordenó en el fondo y de esta manera llegó al alargue.

El panorama se mantuvo, Platense atacó con muchas limitaciones ante un rival apático que sólo pensó en cuidar el cero en su arco, hasta que el ingresado Vizcarra peinó un centro y le dio el ascenso a su equipo aunque antes sufrió los embates del Pincha, que se acordó tarde de buscar el arco de Jorge De Olivera.

Infobae/Télam

La emoción del rosarino Vizcarra luego del partido se viralizó en las redes sociales. “Hace un año me echaron en el Reducido contra (Deportivo) Riestra y fue el peor momento de mi vida futbolística. Hoy tengo la revancha y me tocó hacer el gol del ascenso, es para mi familia y para mis viejos que están luchando contra algo importante y para este grupo que se lo merece”, dijo entre lágrimas.

Un largo camino

El delantero de 33 años llegó a Platense luego de una larga trayectoria que comenzó allá por 2004 en Central. Hasta 2006 militó en la entidad canalla sin mucha participación para luego partir a México y jugar en América y Zacatepec, además de un breve paso por Liga de Quito.

Retornó en la 2007/08 a Central, cuando desplegó lo mejor de su carrera: anotó 15 goles en 34 partidos. Su papel se fue desdibujando y se fue en 2009 a Gimnasia de La Plata, donde tuvo un papel irregular y convirtió 9 dianas en 49 encuentros.

Probó suerte sin mucha participación en Deportivo Táchira de Venezuela y Rangers de Chile para finalmente instalarse en el ascenso argentino (ya había tenido una temporada en B Nacional con el Lobo). Lo hizo para San Martín de San Juan en la 2013/14 con cinco goles en 20 partidos, en la 2014/15 en Boca Unidos de Corrientes con 13 conquistas en 38 duelos y luego en Ferro, donde hizo seis sobre 41.

Llegó el turno de Platense en la B Metropolitana. Arribó en enero de 2017 y, tras un largo camino en el que convirtió 11 tantos en 36 partidos, apareció “el de los goles importantes” en el momento justo. Premio al sacrificio para el Chino, que la peleó siempre desde abajo.