El brutal crimen de un informático francés cuadripléjico en Reconquista: dos detenidos

Un informático francés cuadripléjico de 52 años fue hallado degollado el lunes en Reconquista y el caso conmocionó a esa localidad. Se trata de Bernardo Charpentier, un trabajador conocido del Hospital Central de Reconquista. Su cuerpo presentaba varias puñaladas y un corte en el cuello que le causó la muerte.

De origen francés pero criado en Reconquista, tenía 53 años y estaba cuadripléjico desde la adolescencia. A los 17 años Bernardo quedó en ese estado, cuando compartiendo una juntada de amigos de la Escuela de Comercio se arrojó de cabeza al Arroyo del Rey con escasa cantidad de agua y se lesionó la médula. Se movilizaba en silla de ruedas y trabajaba en el Hospital Reconquista.

El crimen

El lunes a la 11 de la mañana fue hallado, apuñalado y degollado. Lo encontró su acompañante terapéutico en su casa de Primera Junta al 200, en el barrio San Jerónimo del Rey. El cuerpo estaba sobre la silla de ruedas, frente a su computadora, y en la escena del crimen se encontró un cuchillo tipo tramontina.

La investigación del hecho recayó en los fiscales Alejandro Rodríguez y Aldo Gerosa, quienes siguen una línea de investigación que presume que los agresores conocían a la víctima. En ese sentido, una de las hipótesis indica que el asesinato pudo tener que ver con la intención de ocultar otro delito o extraerle información.

Respecto de los sospechosos, personal de la Policía de Investigaciones (PDI) comenzaron por analizar el entorno de Charpentier, la gente que lo asistía en tareas que van desde los mandados hasta extraer dinero del banco. Al respecto trascendió que vecinos comentaron que en los últimos tiempos se percibían movimientos raros en la casa de la víctima.

Dos detenidos

Dos jóvenes fueron detenidos en la noche de este miércoles en el marco del brutal asesinato. Fueron identificados como Mariano García y Lucas Aquino, este último con un frondoso prontuario.

Aquino tiene 21 años y García 19. Son vecinos. Viven en precarios departamentos ubicados en calle Lucas Funes, entre Bulevar Independencia y Almafuerte, donde se produjeron dos de los allanamientos. Los policías también se constituyeron en la casa de la suegra de Aquino, quien entregó el celular que le robaron a Charpentier en la madrugada del crimen.

Allegados a la investigación señalan que los detenidos tienen hechos policiales anteriores y especialmente Aquino, quien fue detenido varias veces en los últimos años. Los antecedentes de los supuestos homicidas los cuenta a la perfección el portal ReconquistaHoy.com.