El BID eligió a Rosario como la ciudad más ecológica de Argentina

Con un promedio de 12 metros cuadrados verdes por cada habitante, la ciudad de Rosario fue declarada como la más verde de la Argentina en un informe publicado recientemente por la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). 

Mar del Plata se ubica segunda en el ranking, con apenas casi 4 metros cuadrados. Buenos Aires por su parte cuenta con solo 3,5. En realidad, el segundo puesto del podio es de Córdoba, pero no fue tenida en cuenta por la medición. La capital mediterránea tiene alrededor de 7,2 metros cuadrados verdes por habitante, pero aún así Rosario la supera por una amplia diferencia.

De este modo, Rosario se perfila como una de las ciudades con mayor crecimiento sostenible permitiendo un desarrollo más amigable con el medio ambiente y con un tratamiento particular de temas como la movilidad. El BID toma esos indicadores como herramientas para canalizar y financiar proyectos.

Charly Cardozo, concejal de Juntos por el Cambio, minimizó el reconocimiento para Rosario y consideró que los evaluadores del BID “no conocen los barrios que tienen basurales crónicos”. “Seguramente al BID no le dijeron que no se cumple la Ordenanza de Basura Cero, que llevamos nuestros residuos a un relleno privado que está colapsado, qué hay una planta Girsu en VGG que se ‘inauguró’ en campaña en 2017 y en donde jamás entró un camión con basura a reciclar”, expresó en su cuenta de Twitter. 

“Rosario está en virtual emergencia ambiental y ojalá Pablo Javkin esté consciente de esta problemática y no ‘dibuje’ indicadores como se hizo en las gestiones de Miguel Lifschitz y Mónica Fein, en las que se vendieron espacios públicos que dan pena, pero claro, el BID no los ve”, manifestó. 

Ciudad verde

La decisión de seguir incorporando espacios públicos para el disfrute de rosarinos y rosarinas está a la vista: nuevos parques y espacios verdes en los últimos cuatro años, además de la mejora de 70 ya existentes con la incorporación de tecnología y equipamiento. El Parque Héroes de Malvinas en el sur, el de la Cabecera en el norte, más los paseos Pichincha y 20 de Junio en el área central son estos nuevos sitios que ya disfrutan miles personas. A este listado, se suma la obra en el Bosque de los Constituyentes y la recuperación de la ex Zona Franca de Bolivia.

Rápidamente, cada uno de estos espacios fueron apropiados por la ciudadanía y el turismo. A lo largo de los últimos 20 años, la expansión y mejora en estos pulmones se refleja principalmente en el incremento de metros cuadrados de espacio verde por habitante. En 1990, la cifra era de apenas un metro cuadrado, mientras que hoy supera los 12,5, figurando por encima de los estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y duplicando a ciudades como Buenos Aires y Córdoba.

La zona sur vio transformada su fisonomía en el ex Batallón 121, donde se derrumbaron paredones y se dio lugar el Parque Héroes de Malvinas, que es complementado por el Polo Tecnológico y con el próximo a inaugurar Museo del Deporte. Por otra parte, en el norte se inauguró a mediados de 2019 el Parque de la Cabecera. Bajo el Puente Rosario-Victoria permite la continuidad del recorrido costero y funciona como un gran espacio de recreación y deportes.

La costa central también tuvo intervenciones de gran escala, siendo la más importante el Parque de la Arenera, emplazado entre el Parque Sunchales y Ciudad Ribera, abarcando 4 hectáreas de superficie.

Sin embargo, no sólo estos nuevos grandes parques figuran como novedades entre los espacios verdes de la ciudad. Cercano a la estación Rosario Norte, el Paseo Pichincha reconfiguró un terreno degradado, que estaba inutilizado, vinculándolo así al paseo costero. Lo mismo ocurre con el Paseo 20 de Junio, que constó de la remodelación del entorno de la ribera central a lo largo de avenida Belgrano entre Rioja y avenida Pellegini.