Dolor y pocas explicaciones por los 35 despidos en Fábrica Militar de Fray Luis Beltrán

Este jueves, 35 trabajadores de la Fábrica Militar de Fray Luis Beltrán recibieron el telegrama de despido. La situación ya estaba tensa desde hace varios días por la llegada de efectivos de fuerzas nacionales para “reforzar” la seguridad del predio y los empleados advertían su temor por posibles despidos, como ya había sucedido en Villa María y Río Tercero. Hubo personas descompuestas en la puerta cuando leyeron la lista y denunciaron que salieron de la planta bajo la amenaza de que iba a actuar Prefectura por la fuerza.

  • El secretario general de ATE Rosario, Raúl Daz, confirmó los 35 despidos en la fábrica de la vecina localidad en declaraciones radiales. “Es un momento difcilísimo, estamos realmente muy mal”, describió. “Hay un estado tormentoso entre los trabajadores; hubo trabajadores descompuestos cuando se leyó la lista y fueron derivados para su atención”, añadió Daz. También dijo que “no se dan las causas, sólo enviaron los telegramas”.

El gremialista contó que “recién nos anoticiaron de los 35 despidos; es extraño porque además sacaron a todos los trabajadores con la Prefectura, con la amenaza de que iban a ser sacados por la fuerza”. El representante de los trabajadores indicó: “Le exigimos al gobierno nacional la reincorporación de los trabajadores”. Y agregó que “esta no es la forma de repotenciar la fábrica como anunció el ministro de Defensa de la Nación”.

Daz recordó que a los 35 despiudos de Fray Luis Beltrán “hay que los 30 de Villa María y otros 30 de Río Tercero”. Y sentenció: “No tenemos dudas de que esto es parte de un plan de ajuste”.

“Lo que veo es la necesidad de cerrar definitivamente las puertas de esta fábrica o llevarla a la mínima expresión”, señaló. Y opinó que “esta fábrica está en condiciones de repotenciarse, de aumentar su producción”.

Daz también expresó que “hay que sumarle los 140 despidos en febrero de 2016, en el principio de la gestión de Macri”. Y argumentó que “la presencia del grupo Albatros tiene que ver con la intención del gobierno nacional de militarizar la fábrica”. “Estamos en estado de asamblea permanente. Hay una gran decepción en el grupo de trabajadores. La planta está paralizada y analizamos nuestro plan de lucha”, concluyó.