Dolor por la muerte de un docente que había sido brutalmente golpeado en un asalto


La muerte de Juan Carlos Chiocca, un maestro de 48 años, conmocionó a las comunidades de los colegios La Salle y Boneo. El docente fue víctima de un violento asalto en zona norte en el que fue brutalmente golpeado, se realizó estudios y estuvo una semana convaleciente, al punto que volvió a dictarles clases a sus alumnos. Una semana más tarde fue internado y falleció como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio. Investigan los motivos de su muerte, pero familiares apuntan a que fueron como consecuencia de las graves heridas internas sufridas en el hecho y la deficiente atención médica que recibió en los días posteriores. 

Juan Carlos sufrió hace una semana un violento asalto en el que fue interceptado en su auto: lo golpearon brutalmente y le robaron. A pesar de que efectivos policiales tomaron conocimiento del hecho, no quedó asentada el acta del episodio. Tampoco cuando fue asistido más tarde en el Hospital Alberdi.

El martes se hizo controles en Los Alerces, donde le dieron el alta, e incluso volvió a tener contacto virtual con sus alumnos. Sin embargo, el panorama se complicó: el viernes se descompensó, volvió al centro de salud, lo internaron en terapia intensiva y falleció. La familia ahora reclama “saber de qué se murió”. Tras el deceso, tomó intervención la Fiscalía, que determinó el traslado del cuerpo al Instituto Médico Legal y el secuestro de historias clínicas.

“Falleció luego de haber estado una semana convaleciente, a raíz de haber sido asaltado el viernes 6 en la noche, y haber sido golpeado brutalmente. Esperamos que esta situación se resuelva con justicia, y que no se repita nunca más algo así”, reza el comunicado de La Salle, que fue compartido en las redes sociales.


El violento asalto


Chiocca había sido víctima de un violento asalto cuando regresaba a su casa la medianoche del pasado viernes 6 de noviembre. Circulaba a bordo de su auto Fiat Palio por Cullen y Ugarte, y colectora de la Circunvalación, cuando fue interceptado por tres delincuentes. Intentó resistirse, sufrió severos golpes en la cabeza, manos y brazos, y tenía lesiones en una rodilla y cortes en las cejas. Incluso, afirmaron, fue arrastrado hasta un pastizal donde los atacantes lo siguieron golpeando antes de huir con el auto, 2000 pesos y el celular de la víctima.

En ese estado logró llegar al inicio de la autopista a Santa Fe, donde fue asistido por una ambulancia y policías, que lo llevaron en un patrullero hasta su casa y le indicaron que hiciera la denuncia cuando se sintiera mejor. Pero no notificaron el hecho a la Fiscalía. Al día siguiente se atendió en el Hospital Alberdi, donde lo controlaron, pero tampoco dejaron registradas las lesiones en contexto de robo. El miércoles, Juan Carlos se hizo estudios en Los Alerces, radiografías y ecografías. Le dieron de alta y en esos días llegó a tener contacto con sus alumnos enviando tareas y trabajos.

Tras una visita un médico particular, le indicaron con urgencia estudios de laboratorio. Eso hizo el jueves y cuando el viernes recibió los resultados, le indicaron la consulta “inmediata” a un médico. Fue con su hermana Laura, quien lo buscó desde Arroyo Seco y lo trasladó nuevamente a Los Alerces.

Se descompensó al llegar al lugar y quedó internado. Luego de una hora, le informaron a familiares que iban a derivarlo a terapia intensiva porque no podían estabilizarlo. Pasadas las 7 de la mañana de este sábado, confirmaron su fallecimiento. “Me dijeron que había tenido un paro cardíaco del que salió, pero que luego se había cortado”, afirmó Laura, su hermana, quien agregó con desesperación: “Nunca me dijeron por qué se murió”.


Conmoción


El comunicado del colegio La Salle

En el día de hoy, falleció el maestro Juan Carlos Chiocca, rosarino de 48 años, maestro de cuarto grado de nuestra escuela, en el nivel primario. Ingresó a trabajar en nuestra institución el año pasado, siendo maestro de 5to. grado, acompañando de modo admirable a los chicos y chicas, no sólo en el aprendizaje de los contenidos, sino también en la mirada de fe sobre los mismos y en la preparación para la primera comunión. Buen maestro, buena persona, buen compañero, siempre sonriente, positivo y constructor del bien común. Fue ejemplo de bondad y alegría para sus niños y niñas, y un gusto del compartir comunitario para sus compañeros y compañeras de la comunidad del nivel primario.

Esta mañana falleció luego de haber estado una semana convaleciente, a raíz de haber sido asaltado el sábado pasado en la noche, y haber sido golpeado brutalmente. Esperamos que esta situación se resuelva con justicia, y que no se repita nunca más algo así.

La comunidad educativa del Colegio La Salle estará el día Lunes de duelo, por lo cual no habrá actividades educativas en los cuatro niveles. Sólo haremos una celebración eucarística en donde invitaremos a la familia y a los docentes del nivel primario.

Nuestra oración por el eterno descanso de Juan, por su familia, por sus compañeros y estudiantes.

Abrazo fraterno.