Doble crimen en zona oeste: ejecutaron a balazos a cuñados que iban en moto e investigan motivaciones


Dos hombres que iban en moto fueron asesinados a balazos esta mañana en Lavalle y Amenábar, en la zona oeste de la ciudad de Rosario. De acuerdo a las primeras informaciones, los fallecidos eran cuñados y fueron atacados desde un auto de color gris cuando iban a trabajar a una empresa de refrigeración.

Todo sucedió minutos después de las 8. Una vecina del lugar denunció a la Policía que escuchó varios disparos de arma de fuego y que al salir para ver qué había sucedido observó los cuerpos que quedaron tirados en una zanja. La moto quedó tirada sobre la calle.

Brian Angel Soto y Andrés Eduardo Pizzaro, los hombres que fueron ultimados a balazos este viernes a la mañana en Lavalle y Amenábar, eran cuñados y trabajaban juntos en la empresa de refrigeración “Frion”. Minutos después de las 8 fueron interceptados cuando iban a trabajar en moto.

Según las primeras versiones, los responsables del doble homicidio llegaron en un auto de color gris. Algunos arriesgan que sería un Peugeot. De acuerdo lo que se pudo reconstruir de la historia de las víctimas Soto y Pizarro vivían en el mismo pasillo ubicado a media cuadra del lugar donde fueron ejecutados a tiros.

Fiana, la hermana de Soto y esposa de Pizarro, contó que hoy habían salido para cumplir con la rutina laboral que los esperaba en Nicaragua y 6 de Diciembre. Brian había ingresado a trabajar junto a Andrés hacía poco tiempo, contó esta mañana su hermana. Al parecer los dos estaban en el mismo equipo que el hermano de Andrés.

Las familias de las víctimas del doble homicidio hacía poco tiempo que habían llegado a ese sector de San Francisquito, según contaron vecinos del lugar.

“Para mí (los asesinos) se equivocaron, porque mi hermano y mi marido no tienen bronca con nadie. No sé qué pudo haber pasado. Lo único que nos dijeron que hubo un auto gris, pero nada más”, expresó la familiar de las víctimas.

Se solicitó relevamiento de la escena del hecho al Gabinete Criminalístico, se secuestraron 5 vainas servidas calibre 9 milímetros y dos plomos que serán enviados a peritar. Los primeros exámenes médicos dan cuenta que Andrés Pizarro, quien conducía la motocicleta, presentaba dos disparos en la espalda y uno en zona de rostro y Brian Soto presentaba disparo en zona de cráneo y 8 en zona dorsal.

Se solicitó relevamiento de cámara de seguridad en la zona, toma de testimonios a familiares y vecinos y pericia de celulares de las víctimas. La División de Homicidios de Agencia de Investigación Criminal desarrolla medidas investigativas dictadas por el fiscal interviniente.


+info


La comisaría 32ª de zona oeste fue atacada a balazos desde una moto y quedó filmado