Detuvieron al joven que chocó y mató a alta velocidad en la zona sur

La Policía detuvo en la mañana de este viernes a Gastón Abraham D., el joven de 21 años que circulaba en un Ford Focus a alta velocidad, chocó y mató a Fabián Cragnolino, un hombre de 45 años en San Martín y Garibaldi. El arresto fue solicitado por la fiscal de Homicidios Culposos Valeria Piazza Iglesias tras recabar evidencia en contra del sospechoso.

Desde Fiscalía informaron que el joven fue apresado después de reunir elementos tras el siniestro vial para llevar al conductor a una audiencia imputativa en el Centro de Justicia Penal. La fecha de la imputación será definida por la Oficina de Gestión Judicial (OGJ), pero se estima que será en breve.

Piazza Iglesias cuenta con los celulares que fueron secuestrados en un allanamiento realizado en la vivienda del conductor del Focus, las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona donde ocurrió el choque y con los testimonios de testigos, que sostienen que el muchacho manejaba a más de cien kilómetros por hora.

El hecho

El joven, a las 23.15 del miércoles pasado, conducía su Ford Focus a toda marcha por la avenida San Martín en dirección al sur y al llegar a Garibaldi chocó con un utilitario Renault Kangoo de la empresa Lime en el que iba al volante Fabián Cragnolino, de 45 años, quien murió en el acto.

La víctima, que estaba realizando la supervisión de los caminos de recolección de residuos, era padre de tres hijos y se desempeñaba como tesorero de la comuna de Ibarlucea, donde su deceso causó una fuerte conmoción. “Esto nos partió al medio”, confesó el titular de la administración de la vecina localidad.

  • Gastón Abraham D. había publicado un video hace tres meses en su cuenta de Facebook donde hacía pruebas de velocidad en la misma zona del siniestro vial. “Voy a 160, 180”, dice en un fragmento de la filmación que muestra como cruza bocacalles sin mirar y que ya obra en poder de la Fiscalía.
  • También se viralizó un video del 31 de diciembre de 2017 en el que se muestra junto a “la cupecita Ford Escort”, y se pregunta: “¿Vamos a sacarla a pista?”, y sale a altísima velocidad por la desierta avenida San Martín. Luego de algunos segundos, el muchacho mira a la cámara y relata: “¡Uy, vamos a 160, a 180!”.

Fabián Cragnolino, de 45 años y padre de tres hijos, estaba al mando de un Renault Kangoo de la empresa Lime en la cual fiscalizaba, como cada día, el trabajo de los camiones de recolección de residuos. Murió en el acto.