Los hijos de “Pillín” Bracamonte y “Pejerrey” Belloso, acusados por la golpiza en un boliche de Mar del Plata


Dos de los tres rosarinos que eran buscados por el ataque a Matías Montín en un boliche de Playa Grande de Mar del Plata fueron detenidos la tarde de este martes en cercanías del peaje de la ciudad de Zárate. Uno de ellos es hijo de Andrés “Pillín” Bracamonte, ex líder de la barra de Central. La acusación la realizó el padre de la víctima, luego de ser avisado por uno de los amigos. Los jóvenes viajaban en un auto con dirección hacia Rosario, de donde son oriundos.

Actualización: El tercer sospechoso, que está prófugo, es hijo de Gonzalo Belloso, ex futbolista de Central que actualmente es director de Desarrollo de la Conmebol. Se trata de Matías, de 20 años, quien es futbolista profesional y desde agosto está a préstamo en Arsenal de Sarandí. Su pase pertenece a Lanús. 

Los aprehendidos serán imputados por “lesiones graves”, al igual que Belloso, de quien se espera que se entregue en las próximas horas.



Todo indica que el grupo, integrado por tres jóvenes y una mujer, habían llegado a la ciudad balnearia para pasar sus vacaciones, pero luego de lo acontecido esta madrugada en el boliche Ananá, ubicado en el complejo La Normandina de Playa Grande, a media mañana y en virtud de la repercusión que tuvo el caso habrían decidido volverse inmediatamente.

“Entre los ocupantes que estaban en el vehículo está el autor del ataque”, confió una fuente consultada. Los dos jóvenes circulaban en un BMW M2 blanco y no pesaba sobre ellos una orden de detención. Sin embargo, los policías los identificaron y les notificaron de la formación de una causa por lesiones que investiga el fiscal Paulo Cubas, de Mar del Plata.

El abogado Carlos Varela confirmó que uno de los detenidos es el hijo de Andrés “Pillín” Bracamonte, ex barra brava de Rosario Central. Fueron identificados como Gabriel Alejandro Galvano, 23 años, quien iba al volante al momento del arresto, y Andrés Guillermo Bracamonte, de 21. En estos momentos, están siendo trasladados a sede judicial para que el fiscal Cubas les tome declaración indagatoria y den su versión sobre los hechos por los que se los acusa. Fuentes del caso indicaron que continúan buscando a un tercer sospechoso que se habría dado a la fuga.

Según explicaron fuentes de la investigación, Montín, oriundo de Haedo, fue golpeado cerca de las 0.30 de este martes., cuando se encontraba junto a sus amigos compartiendo una de las burbujas de la disco ubicada en el complejo La Normandina. La discusión se generó a la salida del baño con otro grupo de turistas, quienes llegaron hace algunos días desde Rosario, afirmaron fuentes del caso.

La discusión continuó en la zona VIP del boliche, en donde tras la disputa a golpes de puño se arrojaron vasos y botellas de champagne. Por razones que se intentan establecer, Montín “recibió al menos un golpe en la cabeza que le produjo una contusión”, y tras ser asistido por una enfermera del lugar “fue derivado en una ambulancia” al Hospital Privado de Comunidad (HPC).

Por estas horas, Montín permanece internado en terapia intermedia en el Hospital Privado de Comunidad (HPC), lugar al que fue trasladado tras sufrir una conmoción cerebral por el golpe recibido. El joven tiene un coágulo entre el cerebro y el cráneo y “los médicos esperarán 72 horas para ver cómo evoluciona el hematoma”.


Matías Montín, víctima del salvaje ataque


“Estábamos en la misma burbuja. Cuando fuimos a querer solucionar el problema, a tranquilizar todo, nos acercamos a este grupo de chicos y le rompen un botellazo en la frente”, comentó Francisco, un amigo de Montín, quien agregó: “Cuando vi que cayó al piso me tiré encima de él para que no le pegaran más. La gente de seguridad llegó, el grupo de pibes se fue y no supimos más nada”.

Por razones que se intentan establecer, Montín “recibió al menos un golpe en la cabeza que le produjo una contusión”, y tras ser asistido por una enfermera del lugar “fue derivado en una ambulancia” al Hospital Privado de Comunidad (HPC). Según precisaron fuentes judiciales, permanece en terapia intensiva, consciente y “sin fallas orgánicas”.

Este mediodía, el HPC emitió un parte médico para informar que “el paciente se encuentra despierto, sin fallas orgánicas y evoluciona favorablemente”, aunque debe “permanecer en observación”.