Desde Seguridad reconocen la escasez de efectivos policiales en Rosario: el 30% está designado a custodias

El secretario de Seguridad provincial, Germán Montenegro, consideró como “un problema grave” el número reducido de efectivos policiales con los que cuenta la provincia y reveló que en Rosario, la ciudad más afectada por la violencia, la cantidad asignada “es poca”.

“Es una Policía muy pequeña, muy chica en términos numéricos, porque hay unos 12 mil policías de seguridad para atender a toda la provincia”, señaló Montenegro, segundo del ministro Marcelo Saín en la línea de mando de la cartera, en declaraciones a Télam.

Advirtió que ése es uno de los problemas que enfrenta la conducción política de la Policía en un contexto de elevados índices de violencia en Rosario, la principal ciudad santafesina, que -en su área departamental- registra más de 40 homicidios dolosos en lo que va del año, la mayoría vinculados a la disputa entre bandas del narcomenudeo.

La fuerza de seguridad provincial cuenta con unos 21 mil efectivos en todo el territorio provincial, según cifras oficiales. “En Rosario hay unos 4500 policías en total, en todo tipo de tareas. Son menos los de seguridad, unos 2200, que es poco”, dijo el funcionario provincial.

Para agregar que “hay otros problemas estructurales que te reducen a la Policía: por ejemplo el tema de las custodias, que son designadas por el Poder Judicial, y que en Rosario afectan al 30 por ciento de la dotación de la Unidad Regional, es un número enorme”.

Según Montenegro, se trata de “problemas estructurales que no se pueden atender en la inmediatez, que complican mucho la gestión”. De todos modos, en una entrevista afirmó que “estas dificultades que se van a ir corrigiendo con el paso del tiempo porque tenemos una política diseñada para mejorar el reclutamiento, la formación del personal, pero es una política de mediano plazo, que no tiene resultados en lo inmediato”.

“En Rosario existe una forma de estructurar las organizaciones que es histórica, de clanes familiares y semi familiares territoriales, que tradicionalmente se han disputado el territorio a los tiros. Esta escalada que vemos hoy, si ves para atrás vas a encontrarte que existen episodios de estas características en años anteriores. Es una modalidad particular de funcionamiento de estas bandas que tiene esta ciudad, que se mandan mensajes con tiroteos en sus casas. Y otro elemento es que la manera en que la policía trabajó esta problemática y reguló estos asuntos fue una manera muy particular, en el sentido de que no nos encontramos con una policía que no marcara la cancha fuertemente a estas organizaciones. En todo caso pactaba, hasta por ahí nomás, pero tampoco fue capaz de regularlo de forma violenta a este negocio”, explicó el secretario de Seguridad provincial.