Desde febrero, la tarjeta Sube será el único medio de pago para el transporte interurbano

A partir de febrero, el único mecanismo para abonar el transporte interurbano de pasajeros será la tarjeta Sube. De ese modo, quedarán derogados otros dos medios de pago: la Tarjetita de la empresa Rosario Bus (quedó obsoleta el lunes pasado) y el efectivo, que podrá utilizarse hasta el 31 de enero.

  • En los comercios del centro que venden y recargan la Sube, aseguran que el sistema de compra y recarga no está aceitado, porque hay más demanda que crédito para vender y en menos de un día ya no tienen saldo para los usuarios que necesitan viajar. “Lo que estamos haciendo es limitar la cantidad de plata que recargamos por persona, porque si no en un par de cargas ya se te acabó el saldo”, señalaron.
  • Héctor Zanda, subsecretario de Transporte de Santa Fe, dijo que la Sube estará plenamente vigente para los servicios que presta el grupo que pertenece al empresario Agustín Bermúdez, es decir Rosario Bus en los corredores de las rutas 11, 9 y 33.

Zanda expresó que los servicios incluidos en la Sube son los que van hacia Fray Luis Beltrán y San Lorenzo, al norte; Villa Constitución, al sur, y todo el corredor oeste hacia Carcarañá y Correa y Casilda.

“La decisión de que la única forma de cancelación sea con la tarjeta Sube es por el convenio que se firmó Nación Servicios, la administradora de Sube. Ellos piden que esa sea la única forma de pago. Dieron un periodo de transición o adaptación, que es el que estamos transitando para que luego entre en vigencia este sistema”, agregó.

Zanda aclaró un punto importante sobre las personas que accedieron a una tarifa social. “Es importante que jubilados y pensionados, ex combatientes de Malvinas, personal doméstico, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, Progresar y otros, se presenten en la Unidad de Gestión Sube que hay en cada ciudad para que se acrediten para que cuando cancelen el viaje les hagan el descuento que le corresponde a cada uno”.