Denuncian que Bonfatti, Binner, Giustiniani y Reutemann fueron víctimas de “espionaje ilegal”

Los máximos dirigentes provinciales, entre ellos el gobernador Antonio Bonfatti, el candidato a senador nacional Hermes Binner y los senadores Rubén Giustiniani y Carlos Reutemann, figuran en un listado de presunto “espionaje ilegal” por parte de organismos de Inteligencia del Estado, de acuerdo a una denuncia presentada por las legisladoras del PRO, Patricia Bullrich y Laura Alonso.

Entre los políticos escuchados, según las legisladoras, también están los candidatos presidenciales Mauricio Macri (Cambiemos), Sergio Massa (UNA), Margarita Stolbizer (Progresistas) y Adolfo Rodríguez Saá (Compromiso Federal).

En una nómina compuesta por once páginas, Binner es uno de los que se encuentra en la primera página como “Dirigente Socialista”, con número de documento, nacionalidad y fecha de nacimiento. En esa misma hoja está Victoria Donda; Sandra Arroyo Salgado, la ex esposa del difunto fiscal federal Alberto Nisman; y Giustiniani. En tanto, en la tercera aparece como “ex Piloto” el senador nacional Carlos Reutemann.

Entre los funcionarios y dirigentes de Capital Federal aparecen la senadora Gabriela Michetti, compañera de fórmula de Macri; el jefe del radicalismo, senador Ernesto Sanz; Alberto Fernández; Ricardo Gil Lavedra; el candidato a gobernador por el frente UNA, Felipe Solá, y el dirigente ferroviario, Rubén Sobrero.

Entre el grupo de los periodistas “vigilados”, las diputadas citaron a Magdalena Ruiz Guiñazú, Carlos Pagni, Marcelo Bonelli, Héctor Magnetto, Edgardo Alfano, Santo Biasatti, Nelson Castro, Joaquín Morales Solá y Jorge Lanata entre otros.

En la presentación revelaron que “se estuvieron y se están realizando una interceptación de líneas telefónicas y almacenamiento de datos provenientes Whatsapp, mails, mensajes de texto, en los teléfonos celulares y computadoras” contra quienes “mantienen posiciones críticas o independientes al gobierno nacional”.

“El seguimiento a ciudadanos, periodistas, jueces, políticos, e intelectuales, es un paso más de los aparatos de inteligencia y control sobre todo aquel que piensa distinto y sobre los temas que le arden en la mano al gobierno”, sentenció Bullrich.

Según se informó en un comunicado de prensa, en la presentación las diputadas también adjuntaron una lista de los espiados por los servicios de inteligencia del Estado, junto con sus nombres, apellidos, documentos, fechas de nacimiento y los motivos de la intervención de los teléfonos.