Denuncian que Bonfatti, Binner, Giustiniani y Reutemann fueron víctimas de “espionaje ilegal”