Datos de las fiestas electrónicas en Rosario en 2017: 15 mil personas, siete atenciones médicas

Seis fiestas electrónicas se desarrollaron en la ciudad de Rosario en lo que va del año, reuniendo aproximadamente a unas 15 mil personas en distintos espacios como Metropolitano, MDM y Asia de Cuba.

La última de ellas, realizada en la noche del viernes 25, convocó a 3.260 jóvenes que asistieron a disfrutar la música del DJ inglés John Digweed. En total, se registraron siete atenciones médicas a lo largo de dichos encuentros, en los que se aplicó el protocolo de control y prevención dispuesto por municipio y provincia y oficializado en la ciudad en el mes de febrero.

Además del último evento mencionado, artistas como Maceo Plex, Brian Gros y Ice Machine, Martínez Brothers y Nick Warren, entre otros, se presentaron ante el público rosarino, con cambios en los sistemas de prevención como la distribución de agua potable y fresca sin costo en los distintos puntos de hidratación.

Entre las cuestiones más importantes que reglamenta el protocolo, se destaca la obligatoriedad de la presencia de ambulancias (1 cada mil asistentes) con su respectivo equipo de médicos. En la última fiesta se incorporó además el emplazamiento de un puesto médico de alta complejidad con un especialista en el interior del complejo, para realizar una primera asistencia antes de ser atendido en las ambulancias o en un efector sanitario si es que fuera necesario. Este trabajo es complementario con el realizado con los paramédicos que son los primeros que asisten en casos de problemas de salud.

El protocolo está regido por el decreto Nº 363/2017 vigente desde febrero y es aplicable a toda organización de eventos musicales masivos con actividad bailable. Esta normativa prevé que los organizadores soliciten autorización especial al municipio así como la puesta en marcha de una serie de dispositivos de seguridad y prevención.

Resultados

De acuerdo a los datos registrados en base a la implementación del protocolo, se pudo conocer que de las 15 mil personas que asistieron a las fiestas realizadas en la ciudad, sólo siete realizaron consultas médicas: cinco fueron por el consumo de estupefacientes y dos por la ingesta de alcohol.

En la mayoría de los casos la consulta duró algunos minutos y, a partir de la asistencia del médico, los pacientes lograron su recuperación. Vale destacar que sólo una joven de 25 años tuvo que ser trasladada al Hospital Centenario por consumo de sustancias pero al poco tiempo el equipo médico pudo estabilizarla y sacarla de peligro.