Cuatro cortometrajes de jóvenes rosarinos llegan a una muestra en España

Cuatro cortometrajes realizados por alumnxs de escuelas de Rosario, en el marco del programa Ver para Saber, se proyectarán en la 21º Muestra Muvies, una exhibición de videos realizados en centros educativos y asociaciones juveniles de Madrid (España) por estudiantes de entre 12 y 21 años, que tendrá lugar entre el sábado 9 y el viernes 15 de febrero. 

  • Se trata de una muestra de carácter no competitivo, es decir que no se entregan premios, ya que desde la organización piensan que el mejor reconocimientos es poder mostrar a los demás el trabajo realizado con tanto esfuerzo. En cada edición se proyectan videos de otras ciudades españolas y del extranjero.

El ciclo Ver para Saber, que funciona desde 2006, está destinado a alumnos de 3° y 4° año de escuelas secundarias de Rosario, y el Centro Audiovisual Rosario (CAR) lo lleva a cabo junto al Departamento Educativo del Museo de la Memoria, ambas instituciones dependientes de la Secretaría de Cultura y Educación municipal.

Los cuatro cortometrajes seleccionados para participar de la Muestra Muvies son: Deber ser, de la Escuela Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa del distrito Norte, que cuenta la historia de una chica que asiste a clases de danza pero en realidad su gran deseo es jugar al fútbol, poder ir en busca de sus propios sueños; El juego del amor, de la Escuela Anexo Nº 1251 del distrito Noroeste, aborda la temática del amor y la amistad; en Libres, de la Escuela San Francisco Solano del distrito Centro, se narra acerca del acoso callejero que sufren las chicas a partir de los “piropos”, mostrando la cosificación de sus cuerpos y expresando el deseo de sentirse libres y, en la misma línea, Ponerle un fin para un nuevo comienzo, de la Escuela Provincia de Santa Fe del Sudoeste, que trabaja el maltrato y la violencia de género hacia las mujeres. Además, en el Festival se proyectará una selección de cortometrajes realizados por egresados de la Escuela para Animadores.

Ver para Saber se desarrolla durante todo el año y contempla tres momentos: la primera es la capacitación, luego la definición de la temática y la elaboración de guiones, y por último la producción y la realización del cortometraje. “Son en los dos primeros momentos en donde, colectivamente, se identifican los intereses genuinos de los grupos participantes y son plasmados en un guión cinematográfico. La violencia, el desamor, el compromiso, la solidaridad, el amor, los derechos, la libertad de elegir fueron sólo algunos de los temas abordados”, señaló la subdirectora del CAR, Mariana Sena.

En ese sentido, Sena destacó que son “temas universales que atraviesan a los jóvenes de cualquier parte del mundo, reflejo de eso es la recepción e invitación a la Muestra Muvies que, cruzando el océano, presentará estos trabajos a chicas y chicos de España”.

Además, describió el proceso que viven los docentes y alumnos en el camino de crear una pieza audiovisual: “Cuando la docente o el docente inscribe al grupo escolar, el primer momento está rodeado de preguntas. Algunas por curiosidad y otras por cierta inseguridad: ¿Podremos hacer un cortometraje?, ¿Qué tan dificultoso puede ser? Y pronto se van disipando estas inseguridades y dando lugar a otras preguntas desafiantes”.

“En la era de la tecnología, donde todo acontece desde los diferentes soportes tecnológicos, donde la juventud es sinónimo de pantallas mínimas en los dispositivos, por ejemplo celulares, nos preguntamos: ¿Podrá motivar a los jóvenes esta propuesta? ¿En dónde radica lo novedoso? ¿Todo un año para hacer un cortometraje? Pensamos que justamente ese camino es el que juntos hacemos y siempre nos sorprendemos de lo que se genera, porque surgen nuevos intereses; el alumno más tímido se transforma en líder, las dificultades de los sectores son superadas por un trabajo colectivo y porque el docente encontrará la enorme capacidad organizativa de sus alumnos y alumnas”, reflexionó Sena.

¿Qué es Ver para Saber?

El programa tiene como objetivo dialogar y reflexionar acerca de los derechos humanos, los derechos del niño y las situaciones de vulnerabilidad en el presente, debatiendo, trabajando y pensando en torno a diversos ejes como la solidaridad, el respeto, la convivencia, la identidad y diversas temáticas como democracia, soberanía, independencia, entre otros.

La subdirectora del Centro Audiovisual Rosario comentó los fundamentos del programa: “Ver para Saber está orientado a jóvenes que están cursando en escuelas públicas y privadas, cualquiera sea la especialidad. Se propone como una instancia inclusiva, diversa, dinámica en donde se ponen en juego cuestiones más cercanas al desafío de hacer un trabajo colectivo y asumir diferentes roles. Cuando abrimos la convocatoria a los cursos, son los y las docentes quienes inscriben al grupo escolar y se sumergen en esta aventura”, dijo.

Cabe destacar que los estudiantes avanzados de la Escuela Provincial de Cine y TV asisten en todo el proceso realizativo brindando conocimientos y también desarrollando saberes en torno a la práctica docente propia.

Cada año se selecciona una programación de acuerdo a un eje temático y se invita a los participantes a generar una producción audiovisual vinculada a estos contenidos. En relación a la edición 2018, Sena explicó: “La propuesta se centró más que en una consigna en una premisa a modo de disparador: poder ser joven. Y esto llevó a que los participantes se detengan a pensar, debatieran y escucharan cuestiones que permitiera desentrañar qué es ser joven, el poder de esta etapa de la vida, la juventud como posibilidad, descubrimiento, audacia y también como fuerza innegable de transformar el mundo”.

“Ver para Saber conjuga el hecho de valorizar las prácticas escolares como instancia formadora de sujetos democráticos, el rol movilizador que deben desempeñar las instituciones (en este caso el Estado municipal y las escuelas) y fomentar el arte y la creatividad como herramienta, como camino, como eje transversal de la vida de todo sujeto que permite sensibilizarnos y generar formas más amables, inclusivas y amorosas para encarar el día a día y pensar el futuro”, concluyó.

Los cortometrajes

Deber ser

El juego del amor

Libres

Ponerle un fin para un nuevo comienzo