Coronavirus: Dexter suspendió a todos sus empleados y les pagará la mitad del sueldo

La compañía argentina Dabra S.A, la cadena de deportes más grande del país que agrupa a Dexter, Stock Center, Moov y Netshoes, suspendió del 1° al 30 de abril a todos sus empleados en el marco de la crisis por el aislamiento social, preventivo y obligatorio impuesto por el gobierno nacional para frenar el avance del coronavirus. La medida afecta a los empleados de los locales en la ciudad de Rosario, quienes recibieron un mail con el acuerdo pero optaron por no contestarlo. 

El pasado feriado del 31 de marzo a los trabajadores les comunicaron que en mayo cobrarían el 50% de su salario de abril. Luego, a la noche, les llegaron dos mails de Recursos Humanos. En uno se confirmaban las medidas y en el otro se adjuntaba el acuerdo de conformidad.

La situación se replicó para los empleados rosarinos de la compañía, a los que mandaron a casa y les notificaron por mail que les bajarán el sueldo a la mitad. Pretenden que firmen el acuerdo de conformidad pero el rechazo es generalizado. A pesar de que la comunicación propone “un acuerdo entre partes”, quien no lo firma es amenazado con ser despedido al levantarse la cuarentena. 

La medida se ampara en el artículo 223 bis de la ley de Contrato de Trabajo, que avala la suspensión por fuerza mayor porque es imposible el cumplimiento por parte del empleador de su obligación de dar trabajo. Pero el contexto del país no es un dato menor.

La decisión se tomó el mismo día de la publicación en el Boletín Oficial de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) firmado por Alberto Fernández que prohíbe los despidos “sin justa causa y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor” por 60 días. Además, anticipa que no se reconocerá el fin de las relaciones laborales existentes.

Fuentes de la empresa aseguraron que el comercio digital sigue funcionando pero que, según los dueños, no es suficiente para cubrir los gastos, además de que no se está facturando ni entregando productos. La firma tiene alrededor de 1700 empleados. A partir de este miércoles ninguno está trabajando, ni siquiera quienes pueden operar de modo online desde sus casas.

En el comunicado, se argumenta que la postergación de la cuarentena obliga a “los principales responsables” a tomar “algunas medidas más extremas para cuidar la salud a mediano plazo de la compañía”. “En este contexto se ha tomado la decisión de suspender a la totalidad de los colaboradores durante el mes de abril, del 1 al 30. No obstante ello, y tal como lo expresa el acuerdo que les remitimos, se abonará un subsidio por ese período al 50% de la remuneración brutal promedio de los últimos meses y manteniendo los accesos a la cobertura de salud”, se agrega en el mail, que cierra con la frase “juntos vamos a salir de esta situación y volveremos a nuestras vidas habituales, es un esfuerzo de todos”.

Para prestar conformidad a la suspensión, los empleados deben enviar el documento impreso por mail o Whatsapp. Además, se les pide una foto adjunta. Si no pueden imprimirlo, se les solicita que escriban en una hoja un escueto texto: “Por la presente me notifico del acuerdo de suspensión con el pago del 50 por ciento de mi sueldo como subsidio de suspensión, el cual acepto expresamente y de toda conformidad”. Según la legislación, estas sumas tienen carácter no remunerativo.

Algunos trabajadores están agrupados en el gremio de Empleados de Comercio y otros del sector de depósitos y traslados, en Camioneros. El sueldo de marzo ya está depositado.